Probablemente pocas intersecciones de calles en el mundo entera sean tan famosas como la de Times Square, que muchos de nosotros hemos visto en innumerables películas, sobre todo cuando se quiere mostrar la forma en la que se espera la llegada del Año Nuevo alrededor del mundo. Por ende, los turistas saben perfectamente que se trata de uno de los sitios a visitar obligatoriamente si se encuentran en Manhattan.

El Times Square, denominado así porque enfrente suyo se encuentran las oficinas del famoso “New York Times”, el periódico de mayor tirada a nivel local, se halla concretamente en la intersección de la Avenida Broadway y la Séptima Avenida, aunque se considera como parte de este espacio al sitio que ocupan las Sexta Avenida y Octava avenidas, y que conforman la parte principal del centro comercial de la ciudad.

En el plano histórico, hay que señalar que esta zona era conocida anteriormente como “Longrace Square”, aunque posteriormente, y a raíz del crecimiento expuesto por el mencionado New York Times, es que la gente se acostumbró a denominarla bajo su nombre actual, siendo la zona, por sí misma, más visitada de los Estados Unidos, sólo al nivel del Central Park, también de Nueva York.

Por otro lado, no podemos dejar de hacer mención especialmente a la significancia que tienen los festejos de Año Nuevo en este sitio, los cuales no está de más decirse, comenzaron realmente en el año 1907, antes de la recibida del 1908, congregando desde mediados de la década del ´30, cerca de un millón de personas cada 31 de diciembre, y otras tantas que miran desde su televisión los acontecimientos que allí suceden.

Hay que señalar, por lo general, que la gente comienza a reunirse en el Times Square cerca de las cinco de la tarde del propio 31 de diciembre, por lo que en muchos casos la espera en el lugar puede llegar a ser de ocho o nueve horas, motivo por el que se aparcan en el lugar cientos de puestos de comida ambulante, además de baños químicos, y demás elementos que permitan la comodidad de los festejantes.