Mónaco es uno de los destinos de gran turismo en Europa. La ciudad tiene entre sus atractivos sus casinos y su vida nocturna como también la famosa carrera del Gran Premio de Mónaco. Visitar Mónaco es una forma encantadora de conocer Europa. En Mónaco existe toda una variedad de monumentos y edificaciones que hacen lucir este pequeño país como una replica al menos arquitectónicamente de Francia.

En la tierra de los Grimaldi, la conocida monarquía monegasca, hay mucho que ver y disfrutar. Un día de recorrido por la ciudad, nos permitirá conocer su hermosa Catedral de Mónaco o  Catedral de San Nicolás,  ésta  es la catedral de Monaco-Ville, Mónaco, donde muchos de los Grimaldi están enterrados, incluidos los príncipes más recordados, Gracia de Mónaco y más recientemente, Raniero III. Es una hermosa construcción  que se ve hermosa en el paisaje azul de un verano europeo intensamente luminoso.

La Catedral de Mónaco, se construyó en lo que fuera la primera iglesia parroquial de Mónaco que fue construida en 1252 y que también estaba dedicada a San Nicolás. Esta Catedral fue consagrada en 1875. Su construcción combinó detalles maravillosos en un estilo estilo neorrománico, en elq ue abundan  arquerías, frisos esculpidos, canecillos y estatuas. Hay mucho en ella elaborado con el mármol de Carrara que le da una límpida apariencia.

catedral de monaco

A principios de diciembre, el día 6, los niños de Mónaco se reúnen en la iglesia para entonar canciones corales y de esta manera celebrar la vida de San Nicolás, santo al que está dedicada esta Catedral de Mónaco. Pero la Catedral también sirve a grandes fechas, para celebrar a  Santa Devota que es la patrona del Principado y celebra su día el 27 de enero y para el Día Nacional de Mónaco que es 19 de noviembre. Cuando visites Mónaco no te pierdas de conocer su Catedral y alrededores donde también se encuentran otros edificios que son importantes en la historia de este pequeño Principado europeo.

Imagen: Wikipedia