- patrocinador -

El turismo vivencial es uno de los que más ha crecido en el mundo entero en los últimos años, y por una cuestión histórica y geográfica, los países de Sudamérica son los que contemplan la mayor cantidad de turistas en este sentido, considerando que algunos, como especialmente Perú, aún interactúan con muchas de las comunidades autóctonas, a las que el viajero se puede acercar, para sentirse parte de ellas.

Por este motivo, una de las primeras comunidades que podemos recomendar a la hora de encontrarnos de turismo en Perú, es la “Oxapampa”, la única colonia austro-alemana del lugar, que le permite a sus visitantes alojarse en preciosas cabañas de madera, y tener la posibilidad de visitar sus espectaculares fábricas de quesos, y el criadero de truchas, con los que estas comunidades sobreviven.

Tampoco podemos dejar de señalar, en el mismo sentido, a todas las comunidades que se encuentran cerca de la zona denominada “Eco Truly Park”, donde se le permite al viajero, gozar de “un retiro espiritual, practicar yoga y alimentarse con una dieta vegetariana”, como parte de la filosofía “Hare Krishna”, muy difundida en el lugar.

El pueblo de “Willoq” es otro de los que no puede faltar en nuestro itinerario de viaje por Perú. La mayoría de las personas acceden al mismo luego de recorrer la zona de Ollantaytambo, y tienen la chance de practicar el tejido, la ganadería y la agricultura, junto con los habitantes locales.

El “Cañón del Colca” es otro de los espacios que debemos mencionar necesariamente en este sentido, sobre todo luego de que en el pasado mes de agosto se abriera en el lugar un nuevo sendero turístico, que nos permite interiorizarnos con los pueblos de Tuti, Callalli, Coporaque y Sibayo.

Para finalizar, en tanto, la “Isla de los Uros” también tiene que ser visitada si queremos aprovechar el turismo vivencial en Perú, siendo uno de los destinos más importantes del sur local, y donde habita la etnia Uro.

- patrocinador -