- patrocinador -

Todos hemos escuchado hablar de Israel, un destino interesante para los que aman la historia y la cultura. Y si algo sobresale especialmente en Israel, es la llamada  Ciudad Blanca, que es considerada Patrimonio Cultural de la Unidad por la Unesco. Es considerada una relevante tendencia arquitectónica internacional que se adapta a las condiciones culturales, climáticas y demás de la ciudad de Tel Aviv. La ciudad blanca es  un conjunto de más de 4.000 edificios de la Bauhaus o en estilo internacional construidos en Tel Aviv, por arquitectos judíos alemanes que escaparon del régimen nazi en los años ’30.

Fue en 1909 cuando comenzó a gestarse la idea de construir una ciudad jardín que se denominaría Tel Aviv, y fue el urbanista de Gran Bretaña Patrick Geddes el encargado de llevar a cabo el proyecto de dicha ciudad, que le tomó el período entre 1925 hasta 1927. Aunque trazó calles y supervisó materiales, realmente fueron los primeros arquitectos judíos llegados de Alemania que habían estudiado en la  escuela de la Bauhaus en Alemania que construyeron la ciudad poniendo  en práctica los principios de la Bauhaus.

La arquitectura Bauhaus se convirtió en perfecta para Tel Aviv cuando los arquitectos la adaptaron al clima mediterráneo y desértico de la ciudad, usando colores como el blanco y las tonalidades claras, levantando muros, pequeñas  pequeñas ventanas retranqueadas que limitan el calor y el resplandor,  balcones  largos y estrechos, cada uno sombreado,  tejados  planos, son las característica de la apariencia de la Ciudad Blanca de Tel Aviv.

ciudad blanca de tel aviv

La Ciudad Blanca de Tel Aviv, también es funcional por cuanto se diseño permitiendo  servicios como cuidado de niños, servicios postales, almacén y lavandería dentro de los propios edificios, así como  una parcela de terreno reservada cerca o detrás del edificio, para que los vecinos cultivarán sus hortalizas. Lamentablemente algunos de esos bellos edificios no fueron mantenidos en condiciones como debería ser y se demolieron, se han salvado apenas unos 1,500 que son parte de un programa de conservación y que son una visita obligada durante una estancia en Tel Aviv.

Imagen: Wikipedia

- patrocinador -