Organizar unas vacaciones siempre es más complejo cuando se hace con niños. En este caso, es muy importante tener en cuenta ciertas premisas para que esas vacaciones con niños sean lo más placenteras posibles. Desde el destino hasta el medio de transporte o si lo vamos a realizar por nuestra cuenta, son cosas que debemos tener bien atadas antes de emprender el viaje. Si están en esta tesitura y tienes que organizar unas vacaciones con niños, sigue leyendo y descubre algunas claves para conseguir que todo salga perfecto.

¿Viaje organizado o por nuestra cuenta?

A la hora de contratar unas vacaciones, podemos optar por la opción de buscar viajes que nos den todo organizado o bien ser nosotros quien los organicemos. Cada uno de ellos tiene sus pros y sus contras.

En el caso de los viajes organizados, su principal ventaja es que únicamente tendremos que preocuparnos de contratar el viaje y hacer las maletas, pero su principal inconveniente, es que estaremos sujetos a lo que ofrecen, no pudiendo cambiar nada del paquete.

Por otro lado, si las vacaciones con niños las organizamos nosotros, tendremos toda la libertad de ver lo que es mejor en cada momento, incluso poder cambiar ciertas cosas del viaje en tiempo real. En este caso, es bueno contar con la ayuda de Internet. Ahí nos podremos encontrar multitud de sitios, como viajemos.com, que nos ayudarán en todo este proceso.

Elegir el destino adecuado

Elegir bien el destino, es fundamental para poder disfrutar de unas vacaciones agradables. Dependiendo de la edad de los niños, las opciones pueden variar. Si se trata de viajar con bebés, lo más recomendable es que lo hagamos a algún sitio donde podamos seguir con las rutinas de los pequeños. Si por el contrario, los niños ya son mayores, siempre podemos elegir sitios donde estén en contacto con la naturaleza o bien que tengan la opción de disfrutar de unos días de playa. Una de las opciones que más me gusta son los viajes temáticos donde los gustos de los niños tienen mucho que decir.

La hora de hacer la maleta

Las males, el gran quebradero de cabeza para la mayoría de los padres. Al viajar con niños, no puede faltar de nada, pero claro, no es lo mismo hacerlo en avión que en coche. Si vamos a viajar en avión, deberemos elegir bien todo lo que tendremos que llevarnos, ya que si llevamos exceso de equipaje, este habrá que pagarlo. Al hacerlo en coche, la cosa puede cambiar, ya que siempre podemos aplicar la frase “por si acaso” y llevarnos con nosotros todo tipo de cosas.

Aquí es muy importante que hablemos con el alojamiento para ver si ofrecen servicios como el de cuna para bebés o similares. De esta forma no será necesario tener que llevarla con nosotros.

¿Dónde alojarse?

Todos aquellos que habéis viajado de vacaciones alguna vez con niños, os habréis hecho esta pregunta. El apartamento y el apartahotel, suelen ser las opciones preferidas. Estos sitios ofrecen mayor flexibilidad debido a la posibilidad de poder preparar comidas, además de disponer de algo más de espacio.

La elección también dependerá del presupuesto con el que contemos. Si vamos sobrados, podemos optar por algún alojamiento singular o bien por la contratación de un hotel temático, con muchos juegos y entretenimiento para los más pequeños. De esta forma, los papás podrán disfrutar de un mayor descanso.

¿Qué hacer si hay que ir al médico?

La forma de actuar en el caso de tener que ir al médico, dependerá de si lo hacemos dentro de España, a un país de la Unión Europea o bien fuera de Europa.

En el caso de España, la tarjeta sanitaria siempre debe ir con nosotros, así como la tarjeta del seguro privado si es que tenemos alguno. También es buena recomendación, tener localizado el centro de salud más cercano a donde vayamos a viajar.

Si viajamos a algún país de la Unión Europea, será necesario conseguir la Tarjeta Sanitaria Europea. Se puede solicitar por Internet o bien desplazándonos hasta la Seguridad Social. Si por el contrario, las vacaciones son fuera de Europa, es recomendable contratar algún seguro para estar cubiertos en caso de sufrir cualquier tipo de percances.

Con estas sencillas claves, ya no tendréis problemas para organizar unas vacaciones con niños. ¿Tenéis alguna otra? Animaros y compartirlo con todos nosotros.