¿Has comido alguna vez en un restaurante marroquí? Si no lo has hecho o tienes pensado viajar a Marrakech, lee estos 8 consejos gastronómicos que deberías tener en cuenta a la hora de comer en Marruecos.

¿Qué se debe y no se debe hacer en una mesa marroquí? Nunca está de más preguntarse algo así antes de viajar a un destino que no comparte tu cultura. Seguro que muchas de las siguientes costumbres y tradiciones te sorprenden pero conviene tenerlas en cuenta a la hora de comer en Marruecos o en otros destinos árabes.

Costumbres y tradiciones en una mesa marroquí

cómo comer en Marruecos
Pixabay

Se come con las manos

Recuerda que en muchas casas marroquíes, todavía se come con las manos, aunque cuando tienen invitados europeos suelen solidarizarse y poner cubiertos. Eso sí, si no os ponen cubierto… es mejor no pedirlos ni hacer comentarios al respecto. Adopta su cultura durante la cena y ¡manos a la obra!

Coge del extremo del plato más cercano a ti

En general, no es común que se ponga un plato por persona como se hace en Europa. Lo habitual es compartir varios platos y que en el centro de la mesa se ponga una fuente de cuscús de la que comen todos a la vez. Comed de la parte del plato que se encuentre más próxima a vosotros. Nada de pasar el brazo por encima de otros o coger del borde más alejado de vuestro sitio.

Come con la mano derecha y evita la mano izquierda

Se come con los tres primeros dedos de la mano derecha y es ésta la que lleva la comida a la boca. Procura evitar el uso de la mano izquierda, ya que se utiliza en algunas ocasiones para otras acciones menos glamurosas (como limpiarse después de ir al baño). Aun así, si nos ayudamos de la mano izquierda para partir algo, no pasará nada, son sabedores de nuestra cultura e, incluso, les hará gracia. Es mejor tomárselo con naturalidad y que vean que, al menos, hemos intentado adoptar sus costumbres.

No repitas. Come lo justo y necesario

Se da por hecho que el anfitrión ofrece comida suficiente, por lo que no está bien visto que pidas más o preguntes si puedes repetir. Aunque suene raro, es mejor y está bien visto no mostrar mucho apetito.

No desprecies el pan

Si vas a comer en Marruecos, tanto en una casa como en un restaurante, recuerda que el pan es un alimento sagrado que no se debe despreciar ni jugar con él. Comed el que os traigan, no dejéis ningún trozo y nada de desmigajarlo. Suelen ser panes planos y circulares. Como el pan de pita.

como comer en marruecos

Sé servicial

Ofrece ayuda al recoger o poner la mesa, pero sin insistir demasiado. La respuesta siempre será la misma. “Tú eres el invitado y no debes hacer nada”. Pero el ofrecimiento nunca está de más.

Lleva algún regalo a casa del anfitrión

Es un símbolo de amistad. Lo más típico es llevar unos dulces. Lo aceptarán con buen gusto. De hecho, rechazar un regalo lo asemejan a un insulto así que, si alguien os ofrece algo, no dudéis en cogerlo. Es más, seguramente lo recibáis: es una tradición antiquísima el dar un regalo de bienvenida al invitado como signo de hospitalidad y amistad.

Al terminar… eructa

Efectivamente. El ‘mito’ es cierto. No es, ni mucho menos, obligatorio, pero sí es verdad que comer en Marruecos y después eructar está bien visto. Se considera un gesto de que la comida estaba deliciosa.

¿Desconocías alguna de estas costumbres? ¿Sabes alguna más que no esté aquí incluía? Estaremos encantados de aumentar la lista para que ayude a todos aquellos que van a viajar a Marruecos. Y si eres uno de ellos, recuerda que puedes consultar más consejos e información para tu escapada en nuestros anteriores post sobre la ciudad imperial de Fez o la enigmática ciudad de Chauen.