Aunque ha cambio en el trascurso de los años la forma en cómo se realizan, los puros cubanos aún son considerados como los mejores  y más puros en el mundo. Con cerca de 40 marcas y 500 variedades, saber elegir puede ser complicado.

Consejos para los compradores:

–NO COMPRES EN LA CALLE: pareciera que sin importar a quién conozcas en Cuba. todos tienen cuñados que trabajan en una fábrica de tabaco que pueden venderte puros a buen precio, pero casi siempre son falsos. Compra en establecimientos aprobados por el Estado, como La casa del habano, o directamente de las fábricas.

–BUSCA LOS TRES SELLOS: cada caja debe traer una estampa gubernamental, una estampa de —habanos- y un holograma. Necesitarás un recibo oficial para llevarte una caja de puros fuera del país.

–DETALLES IMPORTANTES: los buenos puros son ligeramente suaves al apretarlos, de enrollado apretado, sin bolsas de aire, y el aroma debe ser fresco y robusto. Si compras una caja, todos deben tener la misma tonalidad y forma.

–QUÉ ELEGIR: los puros cubanos vienen en tres grosores distintos, y el largo varía. Cohiba, Montecristo, Partagas y Romeo y Julieta son algunas de las mejores marcas. Los puros gruesos tienen un sabor más intenso pero de humo suave y, como regla, los puros más oscuros tienen un humo con más cuerpo y son más dulces.