Para llegar hasta Singapur, el medio de transporte más recomendable es el avión. Se trata de un destino al que se puede llegar a través de muchas líneas aéreas desde distintos aeropuertos del mundo. No en vano, Singapur tiene un impresionante aeropuerto internacional.

Una vez allí, hay varias formas de desplazarse: taxi, autobús… Desde Singapur a Malasia son muchos los que se deciden a hacer el recorrido en coche, ya que solo hay un kilómetro de distancia, y es una visita muy recomendable.

Resulta muy sencillo desplazarse entre Malasia y Singapur en autobús o taxi. Además de la carretera de siempre, se ha abierto una nueva para evitar los atascos, entre Tuas, en Singapur, y Geyland Patah. Es el Segundo Enlace, pero solo podrás circular por ella si tienes vehículo propio.

Además, entre los medios de transporte, destaca un trasbordador para vehículos y pasajeros que une el norte de Changi y Tanjung Belungkor, además de un catamarán -que además es de alta velocidad- que nos permite ir ahasta Tioman, una preciosa isla malaya.

El servicio de autobuses está bastante bien, y hay líneas que unen Singapur con muchas de las ciudades malayas más importantes. Los precios no suelen ser demasiado caros, algo que también hay que tener en cuenta.

Además, en Singapur puedes encontrar la última estación en el sur de la red ferroviaria malaya, y desde allí hay trenes a Kuala Lumpur. Más deficiente es el servicio de transbordadores, ya que no se puede viajar directamente a los puertos más destacados de Indonesia, aunque se pueden hacer escalas.

Vía| Lonely planet

Foto de Disfruta singapur

Compartir
Artículo anteriorHotel V8, para amantes de los coches
Artículo siguienteSingapur: la nueva atracción asiática

Persona humana amante de las letras y del arte con mayúsculas. Siempre sentí curiosidad por la gente y sus extraordinarias rarezas. Algún día volveremos a comunicarnos en las cabinas de teléfono y a poner sellos en los sobres. Mientras tanto… Publicidad, Marketing, 2.0, Blogger, creatividad, actualidad, tendencia, moda, DIY, redes sociales, lovemarks, engagement, fotografía, literatura.