Esta isla de apenas 700 km2 ha asombrado al mundo entero por su creciente desarrollo. Actualmente es la ciudad de mayor dinamismo económico, desplazando a Estados Unidos a un segundo puesto.

Singapur es el país más pequeño del sudeste asiático pero uno de los más atractivos destinos turísticos. En 2007, la isla recibió más de 10 millones de visitantes y se espera que la cifra aumente este invierno, al ser la sede de las primeras Olimpíadas de la Juventud.

La “ciudad de los leones” ofrece múltiples atracciones: los amantes de la arquitectura, la vida noctura o la naturaleza podrán disfrutar por igual de esta moderna potencia.

El Zoológico de Singapur es uno de los más aclamados a nivel mundial, ya que abraza el concepto de “zoológico abierto”. Sólo árboles y ramas separan a los visitantes de 3.600 especies animales, entre las que se pueden ver orangutanes. El Jardín Botánico alberga 20.000 orquídeas y exóticas especies de América.

En 1959, Singapur se convirtió en una república independiente, dejando de ser colonia británica. Por eso, además de las construcciones futuristas de la última década, como el recientemente inaugurado Puente Hélice, se puede rastrear su antepasado colonial en boca del Río Singapur, hogar de los primeros colonos.

El Parlamento, Teatro Victoria, el Club de Cricket, la Corte Suprema y el Ayuntamiento son algunas de las construcciones que datan de aquella época.

Se puede visitar no sólo la isla principal de Singapur, sino también los 50 islotes que la rodean. A sólo minutos de la ciudad, Sentosa es el destino predilecto de los lugareños, ya que ofrece magníficas playas de arena, hoteles 5 estrellas, una Laguna de Delfines y un cinema 3D cuya tecnología sólo se equipara a la de Universal Studios.

Esta próspera nación, con un clima tropical ideal por su cercanía al Ecuador, se ha convertido en un atractivo destino para quienes desean disfrutar de una vacación de lujo.