salud

Sin duda que otros de los inconvenientes que se suele tener preocupación, es a enfermarse en los viajes,  te ofrecemos ciertas recomendaciones que te podrán ser útiles.

4.¿Y si me pongo enferma? Ten previsto un seguro:

Nadie está a salvo de sufrir algún percance cuando se viaja. Hay varias fórmulas a tener en cuenta para ir sobre seguro:

Ciertas recomendaciones:

  • Por Europa: Con la tarjeta sanitaria europea puedes recibir atención médica en cualquier país de la Unión Europa de forma gratuita. También puede utilizarse en países como Noruega e Islandia y en estados con los que Espña tiene convenio. Para obtener la tarjeta, deberás acudir a un Centro de Atención e Información de la Seguridad Social.
  • Fuera de Europa: Si necesitas asistencia sanitaria urgente, puedes acudir a los servicios del país y solicitar el abono de los gastos ocasionados cuando regreses (www.seg-social.es).
  • Seguro de viajes: Suelen cubrir los gastos de convalecencia y el viaje y alojamiento de un acompañante, si te hospitalizan.

dolor

5. ¡No me siento las piernas! El síndrome de la clase turista.

El síndrome de la clase turista se da sobre todo en vuelos de más de cuatro horas. No mover apenas las piernas puede facilitar la formación de coágulos sanguíneos. Hay personas que tienen mayor riesgo, sobre todo aquellas can varices, obesidad, estrés o que consumen alcohol en exceso. Evitarlo es posible.

  • Procura escoger asiento,  junto al pasillo, ya que permiten mayor libertad de movimientos y da paseos cortos cada hora.
  • Evita ropa ajustada y no te sientes con las piernas cruzadas.
  • Utiliza calcetines de comprensión durante el vuelo.
  • Bebe abundante agua, no tomes alcohol ni bebidas con cafeína.
  • Toma aspirina 1 hora antes del vuelo, previene la trombosis  (sólo si no tienes probelmas de salud, consulta con tu médico)