Con una población de apenas 3300 habitantes, Hanga Roa es la única ciudad en la famosa Isla de Pascua, en Chile. Cada año se acercan miles de personas para recorrer uno de los paraísos naturales y culturales de América del Sur.

Casi la totalidad de los habitantes de la isla viven en Hanga Roa, es un poblado ubicado al suroeste de la isla, en las tierras bajas entre los volcanes de Maunga Terevaka y Rano Kau, hoy extintos. Al pasear por Hanga Roa podemos respirar la identidad tradicional de la isla, a la vez que se percibe el trabajo de modernización para atraer al turismo.

Fuente:  TouristDestinations
Fuente: TouristDestinations

Atracciones en Hanga Roa

De paseo por Hanga Roa no hay que dejar de visitar el Museo Antropológico Padre Sebastián Englert, allí se conservan tres plataformas sagradas que fueron restauradas por expertos para presentar los moais tal y cómo se los podía ver cuando se los emplazó la primera vez. La iglesia parroquial de Hanga Roa también es muy bella, allí hay tallados en madera de diferentes estilos pascuences que se utilizan para representar a los santos católicos. La más famosa es la estatua de Santa Maria de Rapa Nui, la primera imagen cristiana jamás tallada en la isla. Hoy se la considera patrona y protectora de la isla de Pascua.

El turismo es la principal actividad económica de la isla, los viajeros llegan de todas partes del mundo para conocer los moais. Hay un total de 15 hoteles en la isla, todos construidos en la isla. Además hay práctica de otras actividades como cruceros y salidas de pesca. Las playas más bellas de la ciudad incluyen Tangaroa, Mataveri y Vai Uri, allí se practica surf, kitesurf y windsurf así como otros deportes.

La esencia de los clanes rapanuis unida a los avances en tecnología y urbanización hacen de Hanga Roa una atracción muy recomendable para los amantes de los viajes y el turismo internacional.