Tirana es la capital de Albania, y como tal, una de las ciudades más recomendables para visitar en este país, con innumerable cantidad de sitios turísticos de interés que podemos llegar a establecer como indispensables para quien se halla en este territorio, la mayoría de los cuales se encuentran en derredor de la famosa plaza Skanderbeg, la cual si bien no se encuentra exactamente en el centro geográfico de la ciudad, sí representa el corazón de la misma.

Por ejemplo, uno de los espacios culturales que podemos visitar es el Museo Nacional de Historia de Albania, con muchos de los elementos que forman parte de las costumbres locales, siendo inaugurado en el año 1981, y que destaca especialmente por un mosaico ubicado en su fachada, el cual es denominado como “Los Albaneses”, y se trata de uno de los símbolos de la ciudad.

Pero si te interesa realmente el aspecto cultural de Tirana, tampoco podemos dejar de mencionarte el Palacio de la Cultura, dentro del cual a su vez se encuentran el Teatro de la Ópera y Ballet Nacional y la Biblioteca Nacional, siendo inaugurado el recinto a comienzos de la década del ´60, en la misma plaza donde antes se hallaba el tradicional mercado de Tirana, que ahora sólo se lleva a cabo, en otras partes de la ciudad, los fines de semana.

La denominada “Torre del Reloj” es otro sitio destacable en este sentido, cuya construcción comenzó en 1821, y que fue sostenida por los aportes de las familias más ricas de la localidad. Más de un siglo después, el estado de Tirana le agregó a la torre un impresionante reloj de origen alemán comprado específicamente para ello, ubicándolo en la cima de la torre, lo que le permitió a esta alcanzar los 35 metros de altura.

Para finalizar, otros dos elementos que no se pueden dejar de lado en este sentido. Primero, el clásico Monumento a Skanderberg, realizado en el año 1968, en razón de los 500 años de la muerte del héroe local; y luego, la mezquita de Et’hem Bey, levantada desde 1789.