Los faros son construcciones que le dan identidad a diferentes ciudades del mundo. Románticos, oscuros y misteriosos, los hay de todo tipo y hoy recorremos algunos de los mejores faros del mundo para conocer parte de su historia. El viaje comienza en Lindau, Alemania, el más austral del país europeo.

El Faro de Lindau terminó de construirse en 1856, destaca por un enorme reloj en la zona superior y hoy en día sigue abierto al público. Empezó a utilizar energía eléctrica en 1936 y en 1990 se automatizó. Hoy se puede encontrar información sobre la naturaleza regional y los transportes marítimos de Lindau.

Fuente:  Pixabay
Fuente: Pixabay

 

Torre de Hércules

Este es uno de los faros más emblemáticos de España y el más antiguo del mundo. Se lo conoce también como Faro de La Coruña y su construcción data de algún momento del siglo II. La leyenda dice que la torre fue construida por los romanos y responde al mismo diseño del Faro de Alejandría.

Hoy forma parte del Patrimonio de España y desde 2009 es Patrimonio de la Humanidad según la UNESCO. Han pasado más de 2000 años y sigue en uso.

Peggys Point Lighthouse

Este faro de Canadá es uno de los más bellos por su emplazamiento. Se encendió por primera vez en 1915 y aunque es bastante nuevo, se lleva los suspiros de miles de viajeros de todo el mundo por su escenario mágico en medio del territorio de Nueva Escocia.

Originalmente era un faro de madera que hoy sirve como hogar para el encargado. Fue dañado por el huracán Edna en 1954 y se reconstruyó en piedra. Durante varios años funcionó como oficina de correos pero la estructura presentaba ciertas deficiencias y fue cerrado en 2009.

Los faros son construcciones increíbles y enigmáticas, hoy recorremos los mejores faros del mundo y te invitamos a compartir tus experiencias. ¿Qué otros faros del mundo conoces y te gustaría incluir en este listado?