vacaciones recuerdos hijos

Seguramente que alguna vez te ha pasado lo siguiente, si tienes hijos de al menos diez años: la familia se encuentra conversando acerca de algunas vacaciones que realizaron hace algún tiempo, y ellos comienzan a darse cuenta de que en realidad no se acuerdan prácticamente de nada de lo que pasó en aquel viaje, dado que eran muy chicos, y no tienen referencias al respecto.

Por eso, queremos traerte algunos interesantes consejos que te permitirán lograr que tus pequeños recuerden sus vacaciones aunque su memoria sea aún frágil, y que de este modo los viajes en familia se vuelvan mucho más interesantes. Puedes comenzar, por ejemplo, con tomar una enorme cantidad de fotografías, que hará que luego ellos las relacionen directamente con los momentos en los que se produjeron.

Posteriormente, otra buena alternativa se encuentra relacionada con, al final de cada día del viaje, hacer que tu pequeño escoja su foto favorita de todo el día, y cuando lo haya hecho, le pides que por favor te explique qué estaba haciendo en ese momento. De este modo, una vez que finalice el viaje, podrán armar una especie de libro en el que se resuman todas sus actividades juntos.

De la misma forma, otra alternativa sumamente interesante, tiene que ver con llevar a todos lados un cuaderno en el tu hijo pueda pegar los boletos o folletos de los lugares que están visitando, y que luego lo guarde como recuerdo del viaje. Incluso, algunas fotografías en las que aparezca el sólo con sitios en los que se divirtió le ayudará en este proceso.

Una vez de vuelta en casa, también tenemos la chance de crear un archivo en el que los pequeños dibujen o escriban lo que más les llamó la atención del viaje, o marcar en un mapa todos los lugares que ya conocen, y mostrarles algunos que conocerán en el futuro.