- patrocinador -

crucero.jpg

Ir a un crucero puede resultar mucho más caro del precio al que nos lo venden.

Vemos el precio de 7 días de viajes por unos 500 euros. A primera vista, nos parece genial. Pero la letra pequeña nos indica todo lo que todavía nos queda por pagar: propinas para el servicio, precio de las excursiones (que no bajan de 100 euros por persona), las bebidas de las comidas y un largo etcétera.

Teniendo en cuenta todo esto, os propongo unas pautas a seguir para que el crucero os salga lo más barato posible:

Cuidado con las excursiones: como he dicho anteriormente, el precio de las excursiones, visitas guiadas, etc. Suele variar entre los 50 y los 500 euros, dependiendo del crucero. Por tanto, es imprescindible hacerse con una guía de las excursiones disponibles al embarcar, para de este modo elegir las más interesantes y las más adecuadas a nuestro bolsillo, ya que visitar la ciudad de parada puede resultar más barato haciéndolo por nuestra cuenta, aunque eso si, hay que ser muy organizado para adecuarse al nivel de la excursión organizada por el crucero. Una buena forma de conseguirlo, es informarse previamente de cada destino antes de empezar el crucero o buscar otro tour operador para contratar las excursiones a parte, que seguro que salen más baratas que escogiendo las del crucero.

Bebidas: como he dicho antes, en los cruceros, la bebidas van a parte. Por ello, ten cuidado con lo que pides para beber en las comidas que realices en el barco, porque todas van a ser bastante caras (incluida el agua), además de llevar añadida la propina del camarero. Una opción interesante es comprar bebida durantes las excursiones. Aunque no sirva para el restaurante, si te puede servir para el camarote, de modo que no tienes que pedir botellas de agua, que te costarán bastante caras.

Actividades durante la travesía: los cruceros llevan actividades que se pueden realizar a bordo como son los casinos, las peluquerías, etc. Todos ellos significan un importe extra que debe controlar. Si lo tuyo no es perder en el casino y quieres ahorrar, mantente lejos. Por otro lado, no esperes que la peluquería tenga el mismo coste que la de tu barrio de toda la vida.

Masajes: si no te puedes resistir a un masajes bien dado detes tener encuenta dos cosas. La primera, que debes reservarlo nada más embarcar, puesto que en poco tiempo, lo normal es que se llenen los huecos. En segundo lugar, suelen ser más baratos los días en los que se desembarca en algún lugar; por tanto, si hay algún día en el que no vayas a bajar del barco y los demás vayan a visitar el lugar, aprovecha para ir a darte el masaje ese día.

Comunicación: la mayoría de los buques cuentan con salas de conexión a Internet. Eso si, no esperes que la conexión sea nada barata. Por otro lado, la comunicación a través del móvil te puede costar cara, considerando que cuando tengas cobertura estarás, seguramente, en un puerto internacional, por lo que las llamadas serán caras. Por tanto, trata de comunicarte desde algún teléfono público en el lugar que desembarques.

Souvenirs y fotos: otro que resulta carísimo en los cruceros son los souvenirs de la tienda del barco y las fotos. Si que es verdad que está la típica foto con el capitán, fotos con salvavidas y alguna cosa más que se organiza para que los turistas se lleven el recuerdo a casa. Pero eso si, la broma puede salir cara. Estas fotos y estos regalos son parte del negocio y su precio es la prueba.

Médico a bordo: tendrás a tu disposición un médico que viaja a bordo, pero las consultas se pagan y no baratas precisamente.

Propinas: como había indicado antes, todo en el barco lleva propinas. Sin embargo, tu no eliges la cantidad que das de propina, sino que esto se recarga automáticamente a tu cuenta y va directamente para cada empleado del barco (limpieza, restauración, etc.).

- patrocinador -

1 Comentario

  1. bueno es una muy buena pajina que da muchos conosimientos a los como por ejemplo}adolecentes,niños y niñas