- patrocinador -

Últimamente se están poniendo de moda los destinos turísticos que no son los típicos que todo el mundo busca. Los expertos en este sector los llaman destinos alternativos, y se salen de la tónica de los ya clásicos: Nueva York, Barcelona, Roma, París, Tokio… En este artículo te mostramos varios de estos destinos, te indicamos qué hacer al visitarlos y sus principales highlights.

Hablamos de Cabo Frío, Salta, El Cairo, Osaka, Managua, Montego Bay, San Diego y Brisbane, pero hay muchos destinos turísticos alternativos más. Te animamos a que recorras nuestro portal para que descubras muchos lugares alternativos más.

Sin más dilación, te mostramos los mejores destinos alternativos para hacer turismo en el 2020:

Cabo Frío

Sus encantos históricos y naturales se vieron eclipsados por el desarrollo excesivo, pero en fines de semana y vacaciones sus bares y playas continúan atrayendo multitudes de brasileños. Estas son las playas imperdibles: Geriba, Praia do Forte y Pontal do Atalaia Prainha.

Salta

“Salta la linda” es una delicia de paisajes, tradiciones y vinos de altura. Cielos despejados todo el año, cerros de colores, cultura andina y excelentes museos en la puerta de los Valles Calchaquíes. Es imperdible el Museo Arqueológico de Alta Montaña y la catedral. Para conocer una bodega remota, que además tiene el museo de la luz, es necesario emprender el viaje hacia Colomé.

El Cairo

Historia y modernidad se combinan en una de las ciudades más emocionantes. Las pirámides de Giza emocionan hasta las lágrimas. Navegar por el Nilo, cabalgar en el desierto, etc. Experiencias excepcionales esperan. Para un viaje cultural, es ideal perderse por las calles del Cairo islámico y palpitar de cerca sus ritos y tradiciones. Para disfrutar de los mercados es imperdible el gran bazar Khan el-Khalili.

Osaka

La tercera ciudad más grande de Japón es abierta y divertida. Castillos, jardines, templos, museos y una agitada noche. Deleitar el paladar: pedir un kushikatsu en un restaurante en Shinsekai. Un paseo por el barrio retro-futurista de Shinsekai (“nuevo mundo”) conducirá a su torre Tsutenkaku: selfie obligatoria con el símbolo de la ciudad.

Managua

La capital de Nicaragua tiene historia y naturaleza: la catedral colonial y alrededores espectaculares de lagos y volcanes. El tip: probar los platos típicos de tiempos precolombinos a base de maíz y coco. Visitar la catedral de Santiago y la reserva natural Chocoyero-El Brujo y conocer la historia de la Loma de Tiscapa.

Montego Bay

Este conjunto de playas, de arena blanca y un turquesa Mar Caribe, está salpicado por plantas florales y frutales del estilo que es un sueño visitar. Doctor’s Cave, en el Parque Marino, es su playa más famosa. Atraía a celebridades y gente de todo el mundo por sus aguas minerales con supuestos poderes curativos. Quien se bañara en ellas, sanaba.

Florencia

Ciudad de los genios italianos: Miguel Ángel, Dante, Leonardo da Vinci. Uno de los grandes destinos culturales del mundo con visitantes de todas partes que se acercan a vivir su magia toscana. La catedral Santa Maria del Fiore, la galería Uffizi, la Piazza della Signoria y una escapada a ver la Torre de Pisa.

Tel Aviv

Con su clima fabuloso, este destino mediterráneo puede visitarse todo el año. Además de playa, Tel Aviv ofrece vida cultural y nocturna, mercados, sabores atrapantes y barrios pintorescos. Si se desea hacer una sola excursión, lo recomendable es que sea a Jerusalén. A 40 minutos de Tel Aviv, tiene un ritmo diferente y una belleza incomparable.

San Diego

Aquí nació la California moderna, una mezcla de surf, historia, arte, paseos comerciales y entretenimiento. Divertida y acogedora, también tiene rascacielos para ver de noche desde la bahía. San Diego tiene 266 días de sol al año. Además, los inviernos no son muy fríos, así que siempre se puede ir a la playa. Por una poco concurrida, Coronado; por una turística, Mission Bay.

Brisbane

La tercera ciudad más grande de Australia cuenta con innumerables atractivos naturales. Es un placer pasear por sus hermosos jardines y sus costas vírgenes. Hay varias islas para explorar. El Monte Coot-tha es su montaña más alta y ofrece excelentes vistas, los jardines botánicos, senderismo panorámico y ciclismo por el bosque.