A veces, el destino no es tan importante como lo que ocurre en él. Por ello, hoy os traemos varios detalles románticos para el mejor viaje de San Valentín que harán este año más inolvidable que nunca.

Si buscamos en Google un viaje de San Valentín las ofertas nos pueden colapsar la mente con tanta información sobre los destinos más románticos o los hoteles más románticos. Cada web te vende un viaje como el mejor, el ideal para celebrar el día de los enamorados. Sin embargo, los mejores lugares no están tan lejos como nos dicen.

El romanticismo de un viaje depende más de ti y tu pareja, que de la ciudad, hotel o monumentos que vayáis a visitar. Por eso os invitamos a dar rienda suelta a vuestra imaginación que con unas gotitas de pasión pueden construir el mejor viaje de los enamorados de vuestra vida. ¿Te atreves? ¡Pues aquí van algunas ideas!

El destino no importa

Este viaje es vuestro viaje. Piensa en ese lugar al que siempre tu pareja insiste en ir y luego baja a tierra firme. Si tu pareja quiere viajar a Nueva York y os lo podéis permitir… ¡adelante! Pero si ese gasto os va a dejar un agujero en la cuenta corriente… ¡pongamos una solución! ¿Qué te parece si acudes a un hotel inspirado en la gran manzana o si simplemente te encargas de redecorar vuestra habitación o salón para que tu pareja tenga la sensación de que está allí mismo?

Eso sí, si tu pareja te ha dicho alguna vez que tiene ganas de ir a una ciudad cercana o simplemente a un museo o lugar concreto de vuestra ciudad ¡este es el momento de vuestro mini viaje romántico!

viaje de San Valentín
Fuente: David Robert Bliwas

Hoy soy tu chef

Puedes reservar mesa en un gran restaurante como todos los años pero… ¿y si haces algo más original? Piensa en vuestros platos favoritos, esos que os encanta comer cuando salís a cenar y ¡lánzate a los fogones! Un coulan de chocolate, un poco de foie con cebolla caramelizada, un buen chuletón de buey o un streak tartar pueden ser unas buenas opciones para vuestro menú romántico. Puedes encontrar estas recetas en el blog solorecetas.com ¡verás que bien te salen!

No te olvides de los detalles, como por ejemplo, hacer algún plato en forma de corazón y poner velas o flores sobre la mesa. Si luego tus dotes culinarias no dan buenos resultados… siempre tendréis tiempo de llamar a un servicio de comida a domicilio.

En caso de que estéis fuera de casa, una buena propuesta gastronómica puede ser la guinda que haga de vuestro viaje de San Valentín un momento inolvidable. No dudes en consultar en TripAdvisor o Yelp los mejores restaurantes de la zona. 

viaje de San Valentín
Fuente: Hayato.D

Baño de burbujas

Velas, sales de baño, jabones de aromaterapia, pétalos de rosas y… ¡mucha espuma! Eso es todo lo necesario para poner la guinda a este viaje romántico, sea en un hotel o en tu propia casa, no dudes que será inolvidable. También podéis comeros unas fresas con nata mientras os pegáis el baño y bebéis champán en unas románticas copas. No olvidéis acabar el baño con un masaje de aceites aromáticos (incluso los hay con poderes afrodisiacos).

Fuente: Andrés Nieto Porras
Fuente: Andrés Nieto Porras

Y ahora… ¿te animas a organizar el mejor viaje de San Valentín para tu pareja? ¡No te olvides de los detalles más románticos!