- patrocinador -

Lo que llamamos ahora la actual Andalucía fue un reino de fronteras cambiantes desde que nació con la dinastía nazarí en 1013, siendo Granada la cuidad más importante, y posteriormente se extendió a las actuales provincias de Córdoba, Almería, Cádiz, Málaga y  Jaén.

El pasado año 2013 celebraron el Milenio, sobre todo Granada, la que fuera su capital.

Andalucía sigue guardando su cultura milenaria y su mezcla de civilizaciones y tradiciones que siempre han persistido, y por ello, tiene un toque especial digno de ver.

Hoy te enseñamos algunos de los monumentos más interesantes que se albergan en Andalucía.

 

1. La Alhabmbra de Granada

La Alhambra fue en 2011 el monumento más visitado de España, recibiendo la escandalosa cifra de 2.310.764 visitantes.

Es un rico y antiguo palacio y fortaleza donde se alojaban el monarca del Reino nazarí de Granada y toda su corte.

La Alhambra no es digna de ver solamente por su arquitecutura espectacular por los diseños ornamentales musulmanes de su interior, sino porque está integrada en un paisaje con la naturaleza, haciéndola aún más especial.

 

Fuente: traveler.es
Fuente: traveler.es

 

2. La Giralda de Sevilla

La Giralda es el nombre que tiene el campanario de la Catedral de Santa María de la Sede, y corresponde a alminar de la antigua mezquita de Sevilla, de finales del siglo XII.

Está compuesto por elementos de la época almohade y por fragmentos cristianos, por lo que tiene una mezcla rica en culturas muy interesante.

 

Fuente: es.foursquare.com
Fuente: es.foursquare.com

3. La mezquita de Córdoba

La mezquita de Córdoba en la actualidad es conocida de forma eclesiástica como la Catedral de la Asunción de Nuestra Señora, ya que desde el siglo XII hasta ahora es un templo católico, y no musulmán.

Este monumento está declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad.

 

Fuente: flickr.com
Fuente: flickr.com

 

¿Has visitado alguna vez estos monumentos? La verdad es que es una cosa que todos los españoles deberíamos de hacer, al menos una vez en la vida, porque merece la pena visitarlos.