- patrocinador -

flamenco

El flamenco, ya sea cantado de manera espontánea desde un balcón o interpretado ante una multitud en una sala de conciertos, (ese arte andaluz de zapateado entrecortado y expresión íntima y dolorida de los sentimientos) es el arte erótico, elemental y rebosa carácter. Un lugar excelente para buscar el alma del flamenco es Granada, una bulliciosa y sofisticada metrópoli que anida ante el ojo protector de la Alhambra, el antiguo complejo palaciego y fortaleza.

Granada es una vigorosa mezcla de culturas, sol y el placer desbordante de la comida, el vino y la conversación. Los que buscan el flamenco invariablemente terminan en El Albaicín, el antiguo barrio islámico de Granada, un laberinto de calles estrechas. Aquí encontrarás alojamiento, Casa del Capitel Nazarí, un hotel boutique de 17 habitaciones en un inmueble del siglo XVI.

granada

Asegúrate de revisar los programas patrocinados por el gobierno, pero también haz un alto para solicitar la información completa y actualizada que ofrecen en Carmen de las Cuevas, una escuela de flamenco ubicada en el complejo de cuevas cerca de la parte alta del Albaicín.

Entre los lugares de flamenco más célebres del área, La Chumbera ofrece algunas de las interpretaciones de mayor autenticidad que puedas hallar: y tras el escenario, te ofrece una vista majestuosa de la Alhambra, deslumbrante en sus galas vespertinas. En el verano, hay presentaciones de flamenco en los patios de la Alhambra, una maravilla de devoción y diseño islámicos, un complejo despliegue de edificios cuya configuración oculta la interacción de luces, sombras y espejos de agua.

Casa Julio, un diminuto bar escondido en un callejón lateral lejos de la Plaza Nueva, es el sitio obligado para las tapas. Asegúrate de probar la berenjena frita, la especialidad andaluza. Por último, para rendir culto a la historia (¡por supuesto!), una relajante zambullida en los baños árabes a los pies del Albaicín es el final idóneo.

- patrocinador -