- patrocinador -

Cuando hablamos de viajar a una estación de esquí para disfrutar de la nieve, muchos lo asocian a deportes caros que no está al alcance de muchas personas. Sin embargo, la mayoría de la gente tiene aspiraciones mucho menos ambiciosas: sentir el viento fresco en la cara, deleitarse con las vistas y disfrutar del subidón de adrenalina al descender por la pista. Como todo en esta vida, siempre es posible encontrarse alguna oferta para disfrutar de la nieve. Por este motivos, hoy os traemos algunos destinos seleccionados por Booking para poder esquiar de forma más asequible.

Niseko, Japón

Niseko es famoso en todo el mundo por su abundancia de nieve polvo, ideal para esquiadores de todos los niveles. Además, ofrece vistas espectaculares al monte Yōtei, también conocido como Yezo Fuji por su parecido con la montaña más alta de Japón. Si bien en febrero y marzo todavía hay ambiente en la estación, los precios bajan y el alojamiento es hasta un 50% más asequible a mediados de marzo que durante el período más caro de la temporada, en la segunda mitad de diciembre.

Solden, Austria

Se trata de una ubicación tan pintoresca que se eligió como escenario para el rodaje de las 24ª película de James Bond. También ha sido durante años el punto de partida de la Copa del Mundo de esquí alpino. Lo que no saben mucha gente, es que la temporada de esquí comienza a mediados de noviembre. El precio del alojamiento a finales de noviembre y principios de diciembre es en torno a un 40% más barato que durante el periodo más caro de la temporada, en enero.

Kopaonik, Serbia

Kopaonik es la estación de esquí más grande de Serbia y de todo el sudeste europeo. Desplázate hasta aquí para comprobar de primera mano que no solo en los Alpes puedes encontrar pistas flanqueadas por árboles y delicias culinarias copiosas. La apertura oficial de la temporada de esquí es la primera semana de diciembre, y los precios en las dos primeras semanas de este mes son entre un 40% y un 50% más asequibles que en enero, en pleno apogeo.

Rokytnice nad Jizerou, República Checa

Rokytnice (pronunciado “ro-kit-nit-si”) es un lugar estupendo para principiantes, por el ancho de sus pistas y su moderada inclinación. La zona de las montañas Krkonoše (las Montañas de los Gigantes) es especialmente popular entre los aficionados al esquí de fondo, pues todas las estaciones y municipios trabajan juntos para mantener unos 600 km de pistas señalizadas. Aunque esquiar en la República Checa es relativamente asequible de por sí, los precios son un 40% más bajos a principios de marzo.

Killington, Vermont, Estados Unidos

Este lugar es conocido con el nombre de “La bestia del Este”. Es la estación de esquí más grande del este de los Estados Unidos. Es un lugar muy famoso para practicar deportes de invierno. La estación suele abrir en noviembre o incluso a finales de octubre, en función de las condiciones meteorológicas. La disponibilidad de los remontes depende de la cantidad de nieve, pero los precios pueden ser un 50% más bajos hasta mediados de diciembre.

Stoneham, Canadá

Skiers in chairlift with sunset, trees full of snow, Mount Sutton, Quebec, Canada

Stoneham se encuentra a menos de media hora de la ciudad de Quebec, en el increíble paraje natural de las Laurentian Mountains. Esquiar en Quebec tiene, además, otra ventaja: la cocina quebequesa es rica, nutritiva y a menudo endulzada con un chorrito de sirope de arce, ideal después de un largo día en las pistas. Los remontes abren a finales de noviembre, y a principios de diciembre se pueden encontrar buenos descuentos. Los precios son hasta un 40% más bajos al inicio de la temporada, en comparación con el período de finales de diciembre y principios de enero.