- patrocinador -

¿Tienes pensado viajar a Francia? Descubre algunas frases en francés que os pueden venir muy bien

- patrocinador -

Francia es uno de los países que recibe mayor número de visitantes cada año. No es de extrañar que esto ocurra ya que es un país que destaca por la belleza de sus pueblos y ciudades, sus paisajes, su excelente gastronomía, sus tradiciones y cultura, su historia y sus maravillosos monumentos. Todo esto hace que haya poca gente que pueda resistirse a su embrujo y deseen, al menos una vez en la vida, organizar un viaje para conocer esta tierra tan llena de romanticismos y glamour. En todos los viajes a Francia, es muy importante tener organizado las cosas que queremos conocer y visitar, ya que son tantas que cualquier pérdida de tiempo puede suponer un problema.

Además de saber de antemano las cosas a visitar, es importante ir preparados para poder comunicarnos con su gente. En el caso de no conocer el idioma, siempre es posible llevar preparadas algunas frases que nos ayudarán a lo largo de nuestra visita. Algunos ejemplos pueden ser:

  • Frases relacionadas con la comidaJe voudrais une crêpe au jambon et au fromage (Desearía una crepe de jamón y queso)
  • Para moverse por la ciudadComment puis-je me rendre à la gare ? (¿Cómo puedo llegar a la estación de tren?)
  • Para moverse por la ciudadComment pouvons-nous atteindre le palais de Versailles? (¿Cómo podemos llegar al palacio de Versalles?)
  • Frases para el hotelPouvez-vous réserver un taxi pour l’aéroport demain matin? (¿Podría reservar un taxi para el aeropuerto para mañana por la mañana?)

¿Qué ver en Francia?

- patrocinador -

Sin duda, el destino principal a la hora de viajar a Francia es su capital París, pero tampoco hay que perderse todo lo que queda por sus alrededores, ya que hay lugares muy bonitos próximos a París y que en muchas ocasiones quedan eclipsados por la belleza de la Ciudad de la Luz. Entres estos rincones nos encontramos el palacio de Vaux-le-Vicomte, el pueblo de Barbizon, el Palacio de Chantilly o la ciudad de Provins.

En la parte sur del país, nos encontramos Marsella. Es una de esas ciudades que te gustan desde el primer momento. Se puede visitar su puerto viejo, donde por la mañana se puede ver a los pescadores vender sus capturas. También es de obligada visita la Catedral de Santa María la Mayor, una obra única en su género donde se mezcla el estilo Románico y Bizantino. Tampoco hay que olvidarse de conocer la fuente Palais LongChamp, fuente que se encuentra en uno de los parques de la ciudad. A la hora de elegir fecha de cuando ir a Marsella, los meses de verano suele ser buena opción ya que el tiempo es bueno y la temperatura es muy agradable.

En la región de la Provenza, se puede disfrutar de una de las estampas más bonitas que se pueda ver en el mundo. Los campos se visten de morado gracias al color de la lavanda. Un olor y una belleza difícilmente olvidarás, al igual que ocurre con los acantilados de Étretat en Normandía. Paisajes que asombran a cualquiera por su verticalidad y que cuenta con playas de arena blanca acompañadas por un mar de color azul intenso.

Estos son solo algunas cosas de las muchas que esconde este gran país vecino.

- patrocinador -