Río de Janeiro es una ciudad festiva, todo el año hay un clima que atrae a los amantes de las playas y las actividades al aire libre. Ahora que se acerca el fin de año, los brasileros han decidido empezar a festejar con un poco de antelación. Ya encendieron las luces del árbol de Navidad flotante en la laguna Rodrigo de Freitas.

El árbol flotante es uno de los más grandes del mundo y quedó totalmente iluminado a partir del sábado, en un espectáculo con música y fuegos artificiales donde miles de personas asistieron para ver uno de los eventos festivos más agradables en la Ciudad Maravillosa.

Fuente:  Noticias24
Fuente: Noticias24

Festejos con las mascotas

En el show del encendido de las luces de Río de Janeiro participaron diferentes bandas, músicos e incluso las mascotas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro 2016. El árbol, el principal atractivo navideño de la laguna Rodrigo de Freitas, tiene 85 metros de altura y se ha equipado con 3,1 millones de luces, cientos de metros de guirnaldas coloridas y un peso de 542 toneladas. Desde el mes de septiembre se estaba levantando este símbolo que invitará a grandes y chicos a divertirse mientras ven las luces en la noche de Río de Janeiro.

El árbol estará montado hasta el día 6 de enero, los organizadores del festejo esperan que cerca de 80.000 personas al día se acerquen para ver este árbol que desde 1996 se ha convertido en un símbolo de la ciudad.

El árbol de la laguna Rodrigo de Freitas está en el libro Guiness de los Récords porque su tamaño no ha sido igualado hasta el momento. La mejor recomendación es acercarse al árbol hacia el atardecer, cuando empieza a caer el sol y se notan los detalles de las luces que han convertido a este árbol en una forma alegre de recibir la Navidad en Río de Janeiro.