Bolivia es un país en Sudamérica relativamente conocido aunque es un país, como el resto del istmo con una rica historia y tradiciones. También es un país de paisajes de gran belleza, en donde se puede admirar accidentes naturales como El Cerro Rico, conocido también como cerro de Potosí, y en quechua como Sumaj Orckoque significa Cerro Hermoso, y que  es una montaña de los Andes ubicada en el departamento de Potosí.

Solía ser en otro tiempo, la época colonial, de gran relevancia para la economía porque por entonces era una rica veta de plata. Un recorrido por Cerro Rico en Potosí Bolivia, permite a los turistas visitar una gran mina de dicha veta de plata abierta al público y dividida en 17 niveles que se recorren en  un elevador, que de tres en tres metros, llega hasta los 240 m de profundidad, nivel accesible al público.

Visitar la mina en el  Cerro Rico en Potosí Bolivia, nos permite acceder a un clima extremo que alcanza los 45º C entre el exterior y los niveles más bajos. En algún punto del recorrido, a unos 70 m de altura, se visualiza  el “Tío” que es una  representación del demonio, deidad a la que se le considera poseedora de las minas, a quien se hacen ofrendas para sacar el metal.

cerro rico

El cerro de Potosí se encuentra dibujado en el escudo nacional de Bolivia, y es una obligada visita durante un recorrido por Bolivia, se encuentra accesible desde las ciudades cercanas al mismo y es un bonito entorno de paisaje cuando se vislumbra al mediodia y al caer la tarde. Uno de los atractivos de esta región de Bolivia, uno de los países más tradicionales de América del Sur, que además ofrece al visitante una gran cantidad de leyendas e historia relacionadas con este Cerro.

Imagen: Wikipedia