Turismo enológico en California

Cuando hablamos de viñedos, y mucho más cuando los asociamos al turismo, probablemente nuestra mente vuele a países europeos con una legendaria trayectoria en el noble arte de la vitivinicultura, como lo son Francia, Italia o Alemania.

Pero aunque estos países tengan mucho para ofrecer al respecto, también en otras partes del mundo se vive la vitivinicultura como parte de la cultura local, generándose paisajes y costumbres que resultan especialmente atractivas para los amantes de las Rutas del Vino. Y justamente para esta clase de turistas, los viñedos de California constituyen un destino imperdible.

Tal vez no se nos ocurra ninguna marca reconocida, pero lo cierto es que los vinos californianos son de los más reconocidos a nivel mundial, habiendo vencido en repetidas ocasiones, en catas mundiales, a los más refinados caldos franceses, por lo que ya nos podremos hacer una idea sobre la calidad del producto de los viñedos de California.

Éstos se emplazan principalmente en el Valle Central y la costa del estado, siendo en la actualidad más de un millar de bodegas las responsables de explotar las excelentes uvas que dan estos suelos, muy apreciables para el cultivo de la vid debido a las condiciones climáticas y del suelo, con adecuados niveles de lluvia y humedad, así como un clima templado fomentado principalmente por la bahía de San Francisco.

Las principales regiones de California en que se puede disfrutar de un tour por los viñedos son Santa Bárbara, Condado de Lake, Mendocino, la Sierra Foothills, y la romántica Napa, que fue precisamente el escenario donde se rodara el film “Un paseo por las Nubes”, en el cual toda la historia gira en torno a un romántico viñedo familiar.

Pero además de disfrutar de los hermosos paisajes que podrás contemplar en cualquiera de los viñedos californianos, y, por supuesto, de disfrutar de sus deliciosos vinos, entre los que predominan los tintos, el turismo enológico en California es perfecto para conocer un poco más de la historia de este estado americano, que si bien pertenece a los Estados Unidos, aún hasta nuestros días conserva muchos rasgos culturales propios de los misioneros españoles y del pueblo mexicano que antaño poblaron estas cálidas tierras.