-

El Chilehaus de Hamburgo

El Chilehaus de Hamburgo 1

Uno de los mejores sitios turísticos que podemos llegar a encontrarnos en la ciudad alemana de Hamburgo es, sin dudas, el Chilehaus, una impresionante construcción que consta básicamente de un edificio de oficinas de diez pisos de altura, el cual destaca por pertenecer al estilo arquitectónico “Expresionismo en ladrillo”, que fue muy utilizado alrededor del mundo en la década del ´20, y del que quedan pocos ejemplares en buen estado de conservación, siendo construido el mismo por el arquitecto Fritz Höger y construido entre 1922 y 1924.

De hecho, se trata de uno de los ejemplos más acabados de este tipo de construcción, siendo uno de los edificios más importantes de Hamburgo, con una superficie de más de 36.000 metros cuadrados, en un terreno de casi 6.000 metros cuadrados, que destaca desde su exterior, especialmente, por la punta sobre una de sus esquinas, la de las calles Pumpen y Niedernstrasse, la cual como el estilo indica, se asemeja al vértice delantero de una embarcación.

De igual forma, es interesante saber que las mejores vistas de este edificio las podemos llegar a tener desde la parte este de la ciudad, y uno de los elementos que destacan las personas que tienen la chance de poder observarlo, es que a pesar de la magnitud de la construcción, la misma ha sido realizada de tal forma que parece un sitio “ligero”.

Incluso, para poder asegurar la estabilidad del recinto, fue necesario levantar pilotes de hormigón armado reforzado de 16 metros de profundidad, ya que el terreno originalmente era algo blando, y como por la época se utilizaban materiales pesados, existía cierto riesgo de derrumbe que se pretendió evitar.

Para quienes tengan la oportunidad de ingresar al edificio a modo turístico, también es una gran alegría poder observar el espectacular estado en el que se presentan muchas de las esculturas del mismo, casi todas ellas realizadas por el artista local Richard Kuöhl.

Lo último...

Artículo anteriorConocer Irlanda Ciudad de Cork
Artículo siguienteEl Santuario del Libro