Hay hoteles, que por su arquitectura, no tienen muchas opciones de reinventarse, debido a la escasa flexibilidad de hacer cambios que deja la planificación original de sus espacios, y al grosor de la edificación en sí.

No sé si lo han notado ustedes, pero la mayoría de las casas y edificios antiguos, tienen paredes muy gruesas, los espacios son unidades independientes y separadas unas de otras, y la ventilación es de por sí, casi siempre bastante deficitaria.

Al Hotel Metropolitan Dubai le paso algo parecido. Últimamente se habían invertido solo 1,8 millones de dólares en el acondicionamiento del Sky Bar, pero ya no hay nada que lo pueda salvar de la demolición.

Este hotel será demolido a mediados del 2012, para dar vida a un nuevo hotel, que contenga mucho más que 200 habitaciones, que es lo que ha mantenido por más de treinta años este recinto.

Como el terreno sobre el cual está ubicado este hotel, es grande, se está estudiando la posibilidad de instalar un teatro o alguna atracción adicional al nuevo hotel.

Los edificios nuevos, y más todavía cuando se trata de edificaciones destinadas a ser ocupadas por turistas, deben ser planificados de un modo tal, que se pueda aprovechar cada milímetro de espacio construido. Los nuevos diseños y la arquitectura moderna lo permiten, además que los edificios nuevos pueden ser más altos, más livianos y flexibles que los antiguos, lo cual en cierto modo, ayuda no solo a optimizar los usos de terrenos, sino también a ganar puntos en seguridad para los huéspedes.

Vía: Hoteliermiddleeast