horta
Ya hemos hablado aquí de lugares realmente curiosos alrededor del mundo, pero en esta ocasión nos vamos a referir a uno que se encuentra en Filipinas y que seguramente va a llamarles la atención: los acantilados de Sagada.

Pero no solamente es la formación natural lo que sorprende, sino que en este sitio que cuenta con más de 2000 años de tradición se encuentra un cementerio colgante, es decir ataúdes que son colocados en la pared de roca sujetados por barras de metal y también existen varios apilados en lo alto de las cuevas que allí existen.

Esta milenaria costumbre de los nativos prácticamente se encuentra en desuso y hoy en día sus muertos son sepultados en tierra, pero hasta hace poco tiempo las mismas personas que ahora ocupan los féretros en lo alto del acantilado, eran quienes tallaban su propio lecho de madera.

No se conoce exactamente la razón de esta tradición, que al parecer se trataría de una manera de que los cuerpos se encuentren más cerca del cielo y de esta manera facilitar la elevación y bendición del espíritu en el descanso final.

Lógicamente que se trata de una práctica relacionada con lo religioso y aunque también intriga como han llegado los ataúdes hasta semejantes alturas lo cierto es que el cementerio de Sagada realmente constituye un escenario impactante.

Vía│deputy-dog.com (LA WEB YA NO ESTÁ DISPONIBLE)

1 Comentario

  1. la razon del enterramiento colgante es que no creen en un dios personificado,su dios es la naturaleza,y en lo alto se sienten protegidos por la montaña,los arboles las plantas,cerca del cielo y de la tierra,incluso un poco antes de llegar a la pared de los ataudes,tienen colgada la cabeza de un cerdo salvaje,como proteccion de los malos espiritus.