¿Estás pensando en conocer algunos de los lugares emblemáticos del turismo mundial? Entonces no puedes dejar pasar la oportunidad de viajar a la ciudad de Moscú, en Rusia, y pasear por el Kremlin. El complejo arquitectónico es uno de los emblemas de la ciudad y está compuesto por edificios religiosos y civiles que se encuentran rodeados por la Muralla del Kremlin.

Justo en el centro de la ciudad, este complejo está rodeado además por el río Moscova y la Plaza Roja, dos puntos de interés que para el turismo mundial forman parte de las postales más conocidas. ¿Cuál es la historia detrás de esta gran fortaleza?

kremlin-moscu

Los orígenes del Kremlin

En el siglo XII el territorio de la actual ciudad de Moscú estaba habitado por una comunidad mayormente eslava. Eran los tiempos del Rus de Kiev. A mediados de siglo empieza la construcción de una muralla defensiva y un fuerte que protegía la pequeña ciudad en sus inicios.

En el siglo XIV Moscú se convierte en la capital de la región y el Kremlin empieza a ganar importancia. Empieza la construcción de una nueva muralla en piedra blanca, las catedrales de la Asunción y San Miguel y también la Iglesia de Nuestro Salvador y el campanario de San Iván.

Poco a poco la construcción de origen defensivo se fue ampliando hasta convertirse en el corazón mismo de la ciudad. Hoy goza de la misma popularidad, acentuada por magníficas construcciones como la Catedral de la Anunciación y la Catedral del Arcángel Miguel.

Si estás de paseo por el Kremlin de Moscú no debes dejar de visitar tampoco, el Arsenal, que hoy sirve como sede para la Guardia del Kremlin, y el Palacio Estatal, un moderno edificio en cristal y cemento donde se llevan a cabo diferentes obras y presentaciones del Ballet Nacional. ¿Preparaste tus valijas para conocer Moscú y el Kremlin a fondo?