hotel-mandarin-dhara-dhevi

Veinticino héctareas de terreno que superan incluso las expectativas de los visitantes más exclusivos. Posee un largo estanque, que se divisa desde las terrazas del lujoso hotel Mandarin Oriental Dhara Dhevi de Ching Mai (Tailandia), fue inagurado en el 2002 y diseñado como un auténtico arrozal, es sólo una pequeña muestra de las veinticinco héctareas de terreno que componen este magnífico resort, que aparte de ser un hotel histórico también es romántico. Posee 144 viviendas, de las cuales 64 son villas o bungalows y 80 son suites.

El hotel, que yuxtapone palacios birmanos con edificios coloniales portugueses, ofrece actividades tan exóticas como una ruta sobre elefantes o un viaje en el Oriental Express que, al igual que su homólogo europeo, recrea un trayecto cargado de lujo y estilo. Su exclusividad y su impresionante entorno vegetal hacen que verdaderamente nos transportemos hasta el antiguos reino de Lanna.  (Hay cabañas desde 570 euros)