Elche, en la provincia de Alicante,  es la tercera ciudad por habitantes de la Comunidad Valenciana. Su clima es mediterráneo árido y está a tan sólo unos 15 Km. de las playas de la Costa Blanca. Está muy bien comunicada por la autovía del Mediterráneo y a  sólo 12 Km. del Aeropuerto de Alicante.

Diversas civilizaciones se han ido asentando a lo largo de los siglos, y una de ellas, la an-dalusí, ha dejado huella en su paisaje con un espectacular bosque de palmeras, declarado Patrimonio de la Humanidad, El Palmeral, que se considera el más extenso de Europa. En mitad de dicho Palmeral se sitúan zonas de paseo para los senderistas, para bicicleta, hospedaje en la zona del Huerto del Cura, un complejo hotelero con piscina y unos jardines espectaculares.

El Palmeral de Elche cuenta con unas 200.000 palmeras que se encuentran dentro del término municipal y más de 250.000 plantadas en diferentes viveros de la ciudad y fue declarado Jardín Artístico Nacional en 1943. La importancia natural y paisajística de este bosque palmífero, integrado en el desarrollo urbanístico de la ciudad, lo hace ser considerado como único en el mundo.

Pero la característica más importante del Palmeral de Elche en comparación con los palmerales existentes en África y Asia es su perfecta coexistencia con la vida urbana, porque en Elche se ha conseguido que la ciudad y sus ciudadanos se integren en su Palmeral Histórico.

En Elche podemos seguir el recorrido por el interior del casco urbano para ver monumentos como el Palacio de Altamira o la Basílica de Santa María, donde se reproduce otro Patrimonio de la Humanidad, su Misterio de Elche. Un paseo por sus calles, con sus casas señoriales y palacetes muy bien conservados de entre los siglos XVI y XIX, bien surtidas de jardines y paseos, nos hará la visita muy gratificante.

Para el amante de la cultura y la historia, Elche, como ciudad milenaria, a través de su museo y restos arqueológicos, nos traslada a épocas remotas. En la Alcudia se halló una de las representaciones ibéricas más queridas: La Dama de Elche. Podemos encontrar restos de todas estas culturas pasadas por la antigua Ilici: íberas, romanas, visigóticas, musulmanas, cristianas medievales, hasta épocas más recientes del siglo XIX.

Por su cercanía a zonas turísticas de playa desde siempre la ha animado a construir estructuras diseñadas para el alojamiento del visitante. Así que Elche dispone de numerosos hoteles, campings, apartamentos, hostales, pensiones, además de zonas habilitadas para el disfrute de las vacaciones, como el Río Safari.