Museo Nacional de Mali

Entre todos los sitios culturales que podemos llegar a encontrarnos en la capital de Mali, Bamako, uno de los más importantes es el Museo Nacional del país, que destaca especialmente por la cantidad de elementos históricos referidos a esta nación, sin dejar de lado otros igualmente interesantes, referidos a hechos concretos que signaron la historia locales.

En concreto, si vamos al caso del Museo Nacional de Mali, no podemos dejar de señalar que se trata de un recinto especialmente dedicado a los descubrimientos arqueológicos y antropológicos, con elementos traídos de todo el país, y no sólo de los alrededores de la capital, por lo que también podemos encontrarnos en su interior con varios instrumentos musicales de tribus, objetos de vestuario, y algunos otros asociados a los rituales.

Otro elemento sumamente interesante a tener en consideración cuando pensamos recorrer el Museo Nacional de Mali, tiene que ver con realizar una escapada y observar su agenda de forma previa, ya que es común que en el recinto se lleven a cabo diferentes exposiciones permanentes y temporales sobre la prehistoria del país, y de las tierras antes de que pertenecieran al mismo, las cuales son realmente muy ilustrativas.

De igual modo, no podemos dejar de destacar que este recinto, al comenzar a funcionar bajo el gobierno francés, no era conocido en un principio como Museo Nacional de Mali, sino como Museo de Sudán, motivo por el cual actualmente forma parte todavía del Instituto Francés sobre África del Norte.

El mismo fue inaugurado a comienzos de 1953, gracias a la intervención del muy reconocido arqueólogo ucraniano, uno de los que más trabajo en la zona, Y. Shumowskyi, quien ya le había dedicado los anteriores nueve años de su vida a recolectar muchos de los elementos, cerca de 3.000, que hoy pueden observarse en el interior del lugar.