La Torre Eiffel cumple 125 años y para celebrarlo se ha renovado con nuevas atracciones en el primer piso. Los turistas que visiten este monumento casi obligado de París podrán pararse sobre un increíble piso de vidrio ubicado en el primer nivel, desde allí podrán ver la Ciudad Luz desde arriba.

Fuente:  Fernanda-Familiar
Fuente: Fernanda-Familiar

El piso transparente de cristal se encuentra a 57 metros de altura. Es una altura moderada pero aún así no apta para quienes sufren de vértigo. Incluidas las antenas, la altura total de la torre alcanza los 324 metros, con la segunda planta ubicada a 115 y la tercera a 276 en relación a la calle.

Costosas remodelaciones

Las cuatro zonas remodeladas para ofrecer piso de vidrio costaron 30 millones de euros y se estrenaron hace algunos días. Se trabajo cerca de 2 años en la confección de este nuevo atractivo que le suma un nuevo punto de interés a la visita tradicional de la Torre Eiffel. Durante las obras el monumento nunca cerró sus puertas, una excelente demostración de la eficacia y el trabajo de los diseñadores para permitir que la torre siguiera funcionando mientras se mejoraba su aspecto.

El primero piso de la Torre Eiffel, el más grande en tamaño, es también el menos visitado. La Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel espera que con este nuevo atractivo los turistas pasen más tiempo en esta zona.

Además del nuevo suelo de vidrio, se han reconstruido la zona de recepción y el recorrido pedagógico para tener un acercamiento a los visitantes que desean aprender más acerca de la torre, su historia y sus bellos atractivos.

La renovación de la primera planta es, además de un festejo por los 125 años, una forma de gestionar mejor el flujo constante de visitantes. Ahora el primer piso podría ser una parada para aquellos que bajan desde la zona superior, o para los que se animan a subir por los más de 600 escalones de la torre.