El parque del Retiro, en Madrid, es uno de los parques públicos más bellos de la capital de España. Es además una de las plazas más emblemáticas de la ciudad y está repleta de estatuas y puntos de interés que remarcan parte de la historia de la gran nación europea.

El Paseo de la Argentina del Retiro se conoce popularmente con el nombre de Paseo de las Estatuas y está flanqueado por diferentes representaciones de los monarcas de España, desde Gundemaro hasta Carlos I. Cada una de las estatuas es, en sí, una pieza de colección increíble que ha dotado a este parque público de una impronta real innegable. La gente camina por este paseo y se deja maravillar por las esculturas y la majestuosidad de los antiguos monarcas españoles.

Fuente:   José Luis Cernadas Iglesias
Fuente: José Luis Cernadas Iglesias

Fuente del Ángel Caído

Dentro del parque del Retiro, la Fuente del Ángel Caído es una escultura y una plaza homónima. Está inspirada en los versos de El paraíso perdido de Milton, consta de un pedestal de bronce, granito y plata. Los caños de donde emana el agua, situados debajo de la fuente, tienen caras infernales que representan los seres del inframundo esperando la llegada de los vivos que caen a las profundidades.

Casa de Fieras

El zoológico creado por el rey Fernando VII y mejorado por Isabel II estuvo en el territorio que hoy ocupan los jardine de Herrero de Palacios. En 1927 fue trasladado a la Casa de Campo de Madrid pero al día de hoy sigue siendo una de las piezas notables del Parque del Retiro.

Hay otras construcciones y estatuas increíbles como la Casita del Pescador, el Palacio de Cristal y el Monumento a Santiago Ramón y Cajal, pero una vez que pases a visitar el Parque del Retiro pasarás horas recorriendo y deslumbrándote con la belleza del lugar, imperdible para ir en familia o en pareja.