Un grupo de gente desea viajar a ciudades famosas para disfrutar de la Navidad en otro país, pero también están aquellos que eligen irse de vacaciones a destinos más alejados, lugares donde podrán escaparse del estrés y los nervios que generan las fiestas.

A veces las personas necesitan escaparse de la ciudad para llegar a un nuevo destino donde el famoso espíritu navideño los invada. Hoy conoceremos lugares donde puedes descansar y relajarte mientras intentas dejarte llevar por la alegría y los festejos, pero sin la presión de estar en casa, con la familia y los amigos que siempre parecen más felices que uno.

Fuente:  Wikimedia
Fuente: Wikimedia

Kathmandú

Una forma diferente de pasar la Navidad es escalando hasta lo alto del Everest. Puede que no llegues a la cima, pero hacer trekking y trepar por un tiempo ya es en sí misma una experiencia única que te ayudará a desconectarte de la presión y los nervios de las fiestas de fin de año. Es un enclave con un escenario increíble para unas fotografías con escenarios únicos.

Patagonia

La Patagonia, el sur argentino. Un escenario natural donde la soledad te ayudará a sentirte invadido por el espíritu navideño y la alegría de las fiestas. Seguramente que después de un paseo por estas zonas desoladas sentirás deseos, al menos, de llamar y saludar a tu familia. Recorre el glaciar y disfruta como nunca de un escenario único, repleto del frío y la soledad austral.

Estambul

Disfruta la llegada de la Navidad entre las terrazas del Bósforo y los minaretes de plata. Recorre el Gran Bazar y deja que la magia de esta ciudad ancestral inunde tu vida con los sentimientos de la alegría de la Navidad. Lo mejor de Estambul es pasear por las calles a medida que cae el atardecer, con el clima benévolo y atractivo de la antigua Constantinopla a nuestro alrededor.