Conocido también bajo la denominación de “Kangertittivaq”, este fiordo ubicado en el territorio de Groenlandia es famoso en todo el mundo, justamente por ser considerado el de mayores dimensiones del planeta, teniendo en cuenta que se extiende por una longitud de más de 350 kilómetros, lo que se suma también a una impresionante profundidad de 1.500 metros, más que cualquier otro conocido.

Ubicado sobre las costas de Groenlandia, y siendo uno de los puntos turísticos más cercanos también a Islansia, se trata de un espacio natural recorrido por viajeros de todo el mundo, no sólo curiosos, sino también especialistas en el estudio de los fiordos en todos sus niveles, quienes obviamente no pueden resistir la idea de acercarse a su mayor exponente en todo el planeta.

Además, en la zona se registra la existencia de varias islas locales, siendo la mayor de ellas, y también la más importante, la denominada Milne Land. Dentro de ella, el sitio donde buena parte de los turistas hace noche cuando va a visitar este fiordo es el poblado de Ittoqqortoormiit, el principal asentamiento humano de la región, y que cuenta entre sus ventajas con hallarse muy cerca de la desembocadura misma del fiordo.

En cuanto a la historia del fiordo, lo primero que debemos destacar es que fue descubierto hace una buena cantidad de años, concretamente en 1822, luego de que algunos marinos de la empresa ballenera liderada por William Scoresby, divisaran al menos alguna parte de la formación, y la detallaran en sus escritos.

De hecho, el propio Scoresby, quien como se puede observar le ha dado su nombre en la posteridad al fiordo, reconoció y cartografió el mismo con una notable precisión para los instrumentos que se utilizaban en la época, contribuyendo de forma decisiva a los primeros asentamientos en esta parte del territorio de Groenlandia.