En el suroeste de Serbia, en la región conocida como Sargan – Mokra Gora, encontramos una bella zona montañosa con verano agradables e inviernos suaves. Es uno de los destinos más visitados para el turismo ecológico en Serbia, un país que poco a poco se convierte en atractivo turístico luego de varios años de tensión política.

El cine de Kusturica ayudó a hacer conocida esta región con la creación de un pequeño pueblo en las laderas de Mecavnik, dentro de las montañas del Parque Natural de Mokra Gora. El pueblo de Kustendorf está a poco más de 200 kilómetros de la capital, Belgrado.

paisaje de serbia

El pueblo de una sola casa

Kusturica creó un pueblo en donde todo está pensado para el turismo, los edificios son restaurantes, hoteles pequeños y atractivos culturales. Solamente hay una casa, la del propio director que tiene como sueño reconstruir su propio país luego de numerosas tragedias ocasionadas por la guerra.

Otro de los atractivos de la zona, además del pueblo de Kustendorf, es el tren Sargan Eight. El antiguo ferrocarril Cira que se destaca de entre la competencia por ser el más estrecho de todo el continente europeo. El tren recorría el parque para unirlo con Sarajevo y luego seguir el camino hacia el Mar Adriático. En 1974 los conflictos hicieron que la línea fuera abandona.

Con el accionar de la Asociación Amigos de Mokra Gora se consiguió recuperar el tren en 1999. Mientras se sucedía la Guerra de los Balcanes, y con ayuda de los soldados, se fueron liberando las vías y fue con la empresa Ferrocarriles Serbios que se puso en marcha el tren con el nombre de Serbian 8.

El camino atraviesa 22 túneles y 5 viaductos, el paseo solamente cuesta 6 euros y es una increíble forma de conocer la historia y los paisajes de un país que lucha para salir adelante.