volcán de San Salvador

Los principales elementos turísticos que El Salvador puede poner a disposición de los turistas que le visitan se encuentran directamente relacionados con los parajes naturales, por lo que no es de extrañar que uno de los sitios más concurridos por los viajeros en esta zona del mundo sea el volcán de San Salvador, la capital del país, y donde se concentra la mayor llegada de personas, especialmente desde Estados Unidos.

En este sentido, no podemos dejar de destacar que este volcán se encuentra ubicado en la zona central de El Salvador, siendo tan imponente que incluso llega a abarcar varios de los principales municipios locales, sin dejar de mencionar que también comprende los territorios de varios departamentos, estando enclavado a apenas 15 minutos de viaje desde el centro de la capital, San Salvador.

De hecho, la montaña en sí se encuentra basada en dos elementos igualmente importantes, a modo de macizos. El primero de ellos es el “Picacho”, de unos 1.960 metros de alto sobre el nivel del mar, y el segundo el “Boquerón”, de 1840 metros, considerando además la apertura de su cráter, de un kilómetro y medio de ancho, abertura alrededor de la cual se ubican otras seis o siete, generalmente más inactivas.

En lo que hace a la historia de este volcán, en tanto, debemos decir que las primeras erupciones que se recuerdan del mismo sucedieron junto con el terremoto de San Salvador, del año 1917, aunque las primeras mencionar acerca de la montaña son bastante más antiguas, de 1807, y pertenecen al intendente local, Antonio Gutiérrez y Ulloa.

Si hablamos del turismo en la zona, finalmente, no se puede dejar de mencionar que la cantidad de viajeros que acuden al lugar ha crecido especialmente desde el año 2008, cuando el Gobierno de El Salvador inauguró el “Parque Nacional El Boquerón”, con varios recorridos de senderismo que llegan hasta muy cerca del cráter.