oso-hormiguero

Los osos hormigueros se incorporaron a la colección del Zoo de Madrid el año pasado, tras una intensa búsqueda por numerosos zoos y fruto de negociaciones con el Zoo de Donmund (Alemania) y el de Phoenix (EUA). El macho, llamado Zeke, fue transferido desde el zoo estadounidense para formar una nueva pareja con la hembra de nombre Batida, cedida desde el zoo alemán para el programa europeo de cría en cautividad de esta especie (EEP). Desde su llegada, ambos animales han congeniado perfectamente, y después de algo más de 6 meses desde su unión, el 12 de febrero se ha producido el nacimiento de la cría, que al nacer pesaba un kilo y medio aproximadamente.

Cuando nacen, madre e hijo están separados del padre, permaneciendo en la zona de invierno de la instala ción. Prácticamente desde el primer día, el pequeño oso hormiguero explora las inmediaciones del nido en que se encuentra junto a su madre, a cuya grupa trepa con agilidad. La madre llevará a su hijo sobre el lomo hasta los 10 meses, y es curioso ver como ésta no pierde su capacidad de desplazamiento, e incluso puede correr con su pequeño a cuestas. A la hembrita se le puso el nombre de “Yasy”, que significa luna en guaraní. Cuando la cría se desteta hacia los 6 meses de edad, comienza a probar la misma alimentación que toma su madre: fruta (plátano y naranja) y papilla hecha de pienso para folívoros y felinos.

oso-hormiguero

En el mes de mayo, llegó desde Colombia, del zoológico Cali, otro ejemplar de oso hormiguero, una hembra de un año y medio, que se llama “Calima”.  Luego de un período de adaptación, el cual fue positivo desde un comienzo,  en el mes de julio, se logro juntar a todos los ejemplares de osos hormigueros, los cuales disfrutan de  una buena relación, en las praderas de los osos hormigueros. El Parque Zoológico de Madrid es la única institución española que exhibe esta rara especie.