Enoturismo, una forma diferente de conocer España

Parece que el buen tiempo ya ha llegado para quedarse. Cada día que pasa, podemos disfrutar un ratito más de él, y nada mejor que pasar ese tiempo en compañía de amigos y familiares. Una de las mejores formas es organizar una escapada para conocer alguno de los muchos rincones que se esconden a lo largo de nuestra geografía. Pero si buscamos un plan diferente, una de las mejores opciones es el enoturismo, el plan perfecto para disfrutar de uno de los principales productos del país, además de conocer diferentes denominaciones de origen. Si te gusta este plan, os animamos a que sigáis leyendo ya que os traemos el listado que Holidu ha publicado con las DO más pequeñas pero más valoradas del país.

Las 5 D.O. más pequeñas pero más valoras del país

D.O. Cigales

La creación de la Denominación de Origen Cigales en 1991 ha consolidado a Cigales como una zona productora de vinos de gran calidad. Esta área entre Valladolid y Salamanca se caracteriza por la elaboración de vinos rosados y tintos, aunque recientemente también ha hecho al salto a los blancos, dulces y espumosos. Y es que esta D.O. se encuentra en constante evolución y a pesar de ser una comarca vitivinícola pequeñita mira al futuro con fuerza e ilusión, con nuevas bodegas, profesionalizando el sector en la zona y apostando por el turismo enológico con la creación de la Ruta del Vino de Cigales. Así pues, a todos aquellos que se animen a descubrir esta zona llena de cultura, historia, tradición y gastronomía, descubrirán rincones de gran belleza, vivirán experiencias que les enamoran y podrán percibir unas sensaciones irrepetibles.

D.O. Somontano

Situado a los pies del Pirineo, en plena provincia de Huesca descubrimos la comarca de Somontano, un lugar privilegiado que reúne las condiciones ideales para que en esta tierra se elaboren unos grandes vinos frescos, equilibrados, afrutados y modernos. Si decides viajar hasta al corazón de Huesca, vas a poder contemplar más de 4000 hectáreas de viñedo que se extienden entre el llano y la montaña, dando como resultado 15 variedades de uva que se traducen en 298 vinos diferentes producidos. Todo esto gracias a  29 bodegas que trabajan con dedicación, fuerza y pasión para ofrecer a los amantes del vino un producto de gran calidad. Además, la zona completa la experiencia enoturística con excelentes establecimientos que conforman la Ruta del Vino Somontano, además de contar con alojamientos de ensueño para que tu visita a tierras aragonesas sea de ensueño.

D.O. Rueda

Desde hace más de diez siglos la uva Verdejo habita en la depresión central que forma el río Duero, un fantástico entorno que de suaves relieves y vertientes sometidas a los vientos atlánticos que dibujan la geografía de esta zona al sur de Castilla y León. En estas tierras, los viñedos soportan largos inviernos, primaveras frescas con heladas tardías y veranos muy calurosos, todo esto da como resultado un vino blanco original y afrutado que crea una armonía perfecta en los paladares de aquellos que los prueban. Además, esta denominación de origen cuenta con 72 bodegas donde aquellos que visiten la zona podrán hacer excelentes catas de los vinos blancos de la D.O. Rueda. Y para animar a que la gente visite esta zona al oeste de España les podemos asegurar que encontrarán magníficos alojamientos para vivir una escapada perfecta.

D.O. Binissalem Mallorca

La tradición vitivinícola de la isla de Mallorca viene arraigando en estos lares desde tiempos inmemoriales, y es que en el Mediterráneo no se concibe la vida sin un vaso de vino. Con el paso de los años, el vino y todo lo que rodea a esta bebida han esculpido el paisaje, la arquitectura y la cultura de esta comarca privilegiada situada en el centro de la Isla de Mallorca. Una zona que queda protegida a la falda de la imponente sierra de Tramuntana, con un suelo y un clima ideales, que propician el cultivo de variedades de uva autóctonas, elaborando así vinos de gran calidad. Desde la D.O. Binissalem se invita a pasear por la comarca a medida que se resigue la conocida “Ruta del Vi”, donde se tendrá la oportunidad de descubrir una comarca llena de vida, historia y paisajes únicos; a la vez que se pueden visitar bodegas, descubriendo unos vinos singulares y únicos elaborados con las variedades de uva locales.

D.O. Alella

La Denominación de Origen Alella está situada entre el mar y la montaña, al norte de Barcelona protegida por el magnífico Parque Natural del Montseny. Sitio donde se cultivan unas 227 hectáreas de viñedo, que sorprendentemente la convierten en una de las zonas vinícolas más pequeñas, pero también más antiguas de la Península Ibérica. Su pequeña superficie de producción y su proximidad a grandes urbes ha provocado que en algunos momentos de la historia haya tenido que vivir una dura lucha por la supervivencia en un entorno hostil. Sin embargo, hoy en día la D.O. Alella es una marca consolidada, que comprometida con una viticultura ecológica, ayuda a producir vinos blancos, rosados, tintos y dulces, además de vinos espumosos de gran calidad. Además, su localización cerca de una gran ciudad como Barcelona, hacen que escaparte un día para visitar estos viñedos con vistas al mar sea una opción que no puedes dejar escapar.

Ir arriba