Eslovenia, un tesoro que descubrir en el corazón de Europa

Eslovenia es uno de esos países europeos que menos ruido hace pero que esconde una gran belleza digna de ser visitada por todo el mundo. Se trata de un país con mucha historia donde disfrutar de auténticos paraísos naturales y ciudades enigmáticas donde perderse y empaparse de su cultura.

Esta joya, que ha pasado de puntillas hasta ahora, se ha convertido en un tesoro por descubrir. Y es que a este pequeño país, de apenas 2 millones de habitantes, no le falta de nada: En los últimos años se ha colgado (¡y con razón!) la medalla de destino sostenible, con dos terceras partes de su territorio cubiertas de bosque y, es además mundialmente conocido por su oferta vinícola y gastronómica.

Fiel a sus orígenes y a su tierra, el país ofrece una infinidad de actividades de aventura al aire libre entre las que se encuentran el parapente, la escalada o los paseos en bicicleta para visitar sus extensiones vitivinícolas. Sin duda, es una auténtica meca para los más deportistas, que podrán disfrutar de rutas de senderismo y/o ciclismo entre bucólicos paisajes que recorren los Alpes y la costa Adriática.

Seguro que, a estas alturas, ya estás empezando a hacer la maleta, pero, ¡aguanta un poco más! Aún hay más cosas que debes saber. Liubliana (Ljubljana en realidad), la capital eslovena, ha sido elegido este año como Mejor Destino Europeo para viajar. La ciudad, con un sinfín de posibilidades para el afortunado viajero, está bañada por el río Ljubljanica, que separa el casco antiguo de la zona comercial y cuya ribera está repleta de cafés con terraza y mucho encanto. A pie o en bicicleta, sus calles, llenas de vitalidad, te harán descubrir la rica oferta cultural de la ciudad, colmada de museos y galerías de arte.

Precisamente en el casco histórico de la ciudad, nos encontramos con un impresionante edificio art Nouveau, convertido en auténtico símbolo de la arquitectura local: el Grand Hotel Union Eurostars 4*. El establecimiento es parada obligada para una fotografía y opción idónea de alojamiento para quienes quieran experimentar la posibilidad de dormir en las instalaciones del hotel más emblemático de la ciudad. Cruzar el umbral de su imponente entrada equivale a sumergirse en un universo de elegancia, confort y belleza que, a lo largo de su historia, han disfrutado ilustres huéspedes del mundo de la política, el cine, la música y la realeza. ¡Incluso la mismísima reina Isabel II ha dormido en sus habitaciones! El mítico Grand Café, su excelente oferta gastronómica y su indudable valor histórico-cultural obligan a marcarlo entre los imprescindibles.

Otra opción idónea para establecer el Km. O desde el que recorrer la ciudad es el Eurostars uHotel, también situado en pleno centro, junto al emblemático Grand Hotel Union Eurostars. En 1979 ambos unieron sus instalaciones, compartiendo, entre otros servicios, una propuesta culinaria para deleite incluso de los paladares más sibaritas. Entre los dos suman tres restaurantes que combinan cocina local e internacional y una bodega con numerosísimas referencias de exquisitos vinos eslovenos. Y para complementar el mens sana in corpore sano no podemos dejar de recomendarte que visites su zona de sauna y wellness con piscina, te autorregales alguno de los tratamientos de su extensa carta de masajes y, como colofón, degustes un exquisito cóctel en esa terraza de impactantes vistas donde el tiempo parece detenerse.

Ahora que es tendencia escoger los destinos basándose en el hotel, ambos se han convertido en la mejor opción para descansar tras un día descubriendo la ciudad. Pero todavía tendemos una tercera opción.

Si buscas el equilibrio entre turismo y pasión por el deporte, el alojamiento perfecto será el Exe Lev, que con una impresionante fachada de cristal y espectaculares vistas de la ciudad, se eleva sobre un antiguo restaurante de renombre del centro de Liubliana. Recientemente ha sido renovado hacia un estilo actual con toques retro creando un ambiente cálido de elegancia atemporal, siempre respetando la historia que atesoran sus instalaciones. De hecho esconde un secreto y es que, durante su dilatada trayectoria, ha hospedado a personalidades como Louis Armstrong, Bob Dylan y Luciano Pavarotti.

Eslovenia es sinónimo de turismo ecoresponsable y de calidad y Liubliana, su capital, se ha convertido en su mejor abanderada. Un destino de lo más auténtico y el secreto mejor guardado de Europa. ¡Es el momento de descubrir este tesoro! Dobrodošli v Sloveniji (Bienvenidos a Eslovenia).

Ir arriba