En Hungría existe un hermoso castillo que está considerado “el Versalles húngaro”. Se llama Fertod Esterhazy y está a orillas del lago Neusiedl. Empezó a construirse en 1720 por orden del príncipe Jozsef Esterhazy y cuenta con un diseño de hermosos jardines y construcciones monumentales.

La construcción de estilo francés está entre lo más visitado del país. Se trata de una construcción monumental que durante la Segunda Guerra Mundial sufrió del saqueo y el abandono, pero una vez que regresó la paz a Europa empezaron las tareas de restauración que aún hoy se llevan a cabo.

fertod-esterhazy

Visitas guiadas y un recorrido histórico

El emblemático castillo Fertod Esterhazy se puede visitar a través de paquetes de viajes que incluyen visitas guiadas para conocer la historia y los diferentes rincones del complejo. Entre junio y septiembre se llevan a cabo ceremonias artísticas donde participan algunos de los más importantes artistas de la región.

En el pasado, la archiduquesa María Teresa I de Austria siempre dijo que si quería disfrutar de la mejor ópera del continente se acercaba a Esterhazy. El reconocimiento del valor de este castillo no solamente está dado por aquellos que vivieron sus épocas de esplendor, también al recorrer sus jardines y salones uno puede apreciar la magia y la gran belleza que se desprende de cada rincón de este palacio.

El magnífico teatro que tenía el palacio no fue conservado, una pena ya que allí se celebraban fiestas con cientos de personas. Una parte del palacio se ha rehabilitado y funciona como hotel de lujo con rutas y paseos guiados para disfrutar por dos.

Si estás pensando en viajar a Hungría y quieres conocer una de sus joyas arquitectónicas, entonces no pierdas la oportunidad de conocer el castillo Fertod Esterhazy. Si te gusto esta nota, comparte con tus amigos.