Un artículo más en el que hablaremos sobre los platos reconocidos en la gastronomía rusa.

Los ‘blinis’ o crepes, son muy populares en esta región, son una alternativa a las hamburguesas y sándwiches que se comen en otros países. El plato se relaciona con muchas tradiciones y fiestas populares.

Los establecimientos donde se venden se llaman Blinnayas o creperías. Estas crepes se sirven junto con mantequilla, nata agria, mermelada, caviar rojo, rellenos de carne, pollo, jamón dulce, queso, setas, manzanas, fresas. Los blinis se comen en las diferentes fiestas tradicionales, como en la Maslenitsa.

blinis

Seguiremos hablándote del reconocido caviar ruso, existen dos variedades: el caviar ruso rojo (que es de salmón) o el caviar ruso negro de beluga, sevruga, esturión. De las dos variedades el más valorado es el caviar negro de beluga, éste es el más caro. Solo puede ser probado en algunos establecimientos lujosos o en algunos comercios donde venden sus costosas latas. El caviar rojo no es tan costoso, es un acompañante ideal para muchos platos.

La forma más común de comer caviar es sobre una fina rebanada de pan blanco con mantequilla o en un blinis. Algunos prefieren disfrutarlo colocado sobre la mitad de un huevo cocido cortado por la mitad.

Con respecto al pan, los rusos cuentan con diferentes variedades, la más común es el pan negro o cherny jleb, creado a partir de harina de centeno. Este tipo de pan tiene la ventaja de tener muy pocas calorías. Otra variante es el pan blanco o bely jleb.

Una de las tradiciones de Rusia se basa en la realización de conservas con frutas, verduras o setas. Muchos de estos alimentos son cultivados en los campos rusos. Las compotas y las mermeladas se hacen con frutas, bayas o frutos del bosque. Casi todas las casas de campo tienen armarios enteros para las conservas y la gente comparte sus recetas y los para la preparación.

Foto | Flickr