Ver cómo el alfarero hunde sus manos en el barro para moldear en el torno lo que luego será un jarrón, una vasija o un cuenco; asombrarse de las diferentes técnicas que domina el ceramista o descubrir cómo doblega a fuego y golpes el metal el cuchillero, el damasquinados, el forjador y el herrero son algunas de las atractivas propuestas que ofrece el Instituto de Promoción Turística de Castilla-La Mancha en la guía Escapadas artesanas, recientemente editada.

Además de los oficios anteriores, la guía también recoge información sobre quienes trabajan a mano la piedra y el mármol; la madera; las fibras como el mimbre, los textiles o el papel; la piel y el cuero; y el vidrio. La idea que proponen es realizar una escapada por Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guádalajara o Toledo para, además de hacer algo de turismo, visitar con cita previa diversos talleres y así conocer paso a paso el proceso de creación de los productos de estos artesanos.

Se trata de toda una experiencia, muy recomendable para hacer con niños con la edad suficiente para saber comportarse. Supone además una buena oportunidad para explicarles la importancia de estos oficios, donde reside buena parte de la esencia de nuestra cultura y enseñarles a valorar la destreza manual y la técnica. Las visitas a los talleres tienen una duración variable, que va de 30 minutos a una hora, y son gratuitas, una circunstancia que agradece el bolsillo aunque siempre resultará tentador comprar algo.

La guía, que puede descargarse de la página web que, incluye una interesante y didáctica introducción sobre cada uno de los oficios; los datos prácticos de 44 talleres: dirección, teléfonos, web y plano; una pequeña descripción de su actividad y algunos detalles curiosos de las técnicas de cada maestro artesano. A su vez, recomiendan las visitas turísticas imprescindibles de cada localidad. www.turismocastillalamancha.com