El Hipogeo de Hal Saflieni es uno de los principales destinos turísticos que podemos llegar a encontrar en un país como Malta. Partiendo de la base de que ha sido catalogado como Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en el año 1980, este sitio es uno de los más visitados por los turistas que arriban al territorio nacional, especialmente aquellos amantes de conocer aspectos relacionados con la conformación de la tierra como la conocemos hoy en día.

De hecho, se trata del único templo subterráneo prehistórico conocido, habiendo sido escavado hace más de 2.500 años, por lo que su estado de conservación es otro de los elementos que le hacen distinguirse de sitios semejantes. De hecho, aunque los especialistas sostienen que su primera función fue la de santuario y que con el correr del tiempo se transformó en una polis, aún nadie está muy seguro por la antigüedad de los restos hallados.

Este sitio, situado en extremo del municipio de Paola, en el sureste de la isla de Malta, fue descubierto en la era moderna prácticamente de casualidad, ya que en el año 1902 se pensaba construir unas cisternas en el lugar, en el momento preciso en el que se dio con todos sus elementos, los cuales han sido cuidadosamente recelados por parte del gobierno local, especialmente a partir de las restauraciones encaradas entre 1992 y 1996.

Una de las características que diferencian este sitio histórico de otros semejantes, en tanto, tiene que ver directamente con que éste esta distribuido en diferentes niveles, siendo tres en total, y el segundo el más importante de ellos, ya que allí se encuentran las salas Principal, del Oráculo, y la Sala Decorada; además del Pozo de las Serpientes, y el denominado “Sancta Sanctorum”.

Por último, si estás planeando una visita a este sitio, debes tener en cuenta que la oficina de turismo local, que se encarga de permitir el acceso de los visitantes, maltés ha restringido el mismo a 80 personas al día, por lo que se recomienda reservar con antelación el recorrido, al menos unas 50 semanas antes, y sobre todo cuando estamos en temporada alta.