-

La Iglesia de Boyana

La Iglesia de Boyana 1

Una de las características principales que puede ofrecer Bulgaria a las personas que la visitan tiene que ver directamente con las construcciones medievales que aún se mantienen en pie. En este sentido, la Iglesia de Boyana es uno de los tantos centros religiosos que podemos observar manteniéndose en perfecto estado, al punto de ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1979.

Concretamente, la Iglesia de Boyana es una iglesia ortodoxa búlgara medieval situada en las afueras de Sofía, la capital del país, y que se encuentra ubicada en la zona baja del Vitosha, siendo un sitio muy visitado por las personas que, una vez en la ciudad, optan por realizar tours predeterminados, pero que se pierden aquellos que llevan a cabo los paseos por su propia cuenta.

Como muchas de las iglesias de la antigüedad, la de Boyana se encuentra formada por un edificio de dos pisos, que interiormente está dividido en tres alas. El ala este fue construida entre finales del siglo X y principios del XI, y curiosamente el ala central fue agregada durante el reinado del Segundo Imperio Búlgaro, en el siglo XIII, siendo finalmente terminada, como hoy podemos verla, con el ala oeste, en el siglo XIX.

Una de las características más notables en el interior del recinto, al que pueden ingresar los turistas sin demasiados inconvenientes, tiene que ver con que allí se guardan infinidad de frescos realizados por distintos artistas de la época, los cuales proceden, en algunos casos, del siglo XIII, y que en su mayoría representan el arte medieval de Europa Oriental.

En ese plano, las escenas humanas destacan por sobre cualquier otra, teniendo en cuenta que son ochenta y nueve escenas con doscientas cuarenta figuras, y aunque se desconoce quien fue su autor, el sello de la escuela de Tarnovo se encuentra presente en el lugar.

Lo último...