- patrocinador -

horta

El territorio peruano sigue siendo una fuente inagotable de maravillosos tesoros arqueológicos de la magnífica cultura inca ya que en recientes excavaciones se han encontrado los restos de un personaje que perteneció a tan interesante civilización y también un gran número de elementos ceremoniales.

La investigación ha sido desarrollada por el INC de la ciudad de Cusco en las inmediaciones de Cruz Mocco, un sitio que podría haber sido considerado como sagrado ya que se trata de la única zona del Parque Arqueológico de Sacsayhumán en donde se pueden observar muros y recintos del período preinca.

Con respecto a los restos humanos hallados, podemos decir que es una persona adulta que se encontraba en posición fetal y en perfecto estado de conservación y cuya antigüedad aparentemente data de 1532. Estaba sepultada a sólo 40 centímetros de profundidad y acompañada por una olla, un plato y una pequeña vasija.

Pero eso no es todo, también se han encontrado dos pequeñas esculturas de oro maciso con forma humanoide en postura de súplica, 19.309 cuentas, algunas de ellas realizadas con Spondylus (concha espinosa) y otras con dientes humanos y de animales tales como felinos y monos.

Es increíble que después de tantos siglos y cuando se cree que ya no hay más nada por descubrir, la legendaria cultura inca siga develando sus misterios y sorprendiendo al mundo con estos hallazgos.

Vía│RPP