praguilic¿Alguna vez imaginasteis que el guía de vuestro viaje podría ser un indigente? En Praga esto ya es posible, se debe a  una agencia promovida por estudiantes convierte a los vagabundos en guías turísticos. Estos enseñan la ciudad desde una perspectiva completamente diferente, incluso puedes acceder a lugares completamente desconocidos.

Esta iniciativa tiene un coste de ocho euros por persona, el guía se lleva la mitad de lo recaudado por cada grupo. Obviamente es una forma de obtener información a través de gente de la calle, la cual ha tenido numerosas experiencias y anécdotas para contar, así como también conoce todas las tabernas alejadas del turismo y las aglomeraciones.

José, un indigente que lleva en la calle desde los 18 años afirma que: “la vida en la calle nos permite observar y saber mucho más sobre la vida en la ciudad que la gente corriente que pasa por ahí caminando al trabajo y de vuelta”. Les explica a los turistas cómo buscar un lugar para dormir, dónde encontrar comida, dónde lavarse o resguardarse del frío.

Esta iniciativa se ha llevado a cabo en otros sitios como Londres, Copenhague y Munich. De esta forma se pretende eliminar prejuicios y conducir a la reinserción a estos colectivos que muchas veces tienen tanta dificultad para encontrar trabajo y encauzar sus vidas en una dirección adecuada.

Obviamente para llevar a cabo este trabajo se ha de ser responsable, tener ganas de salir adelante y trabajar con seriedad. Por ello se suele buscar a aquellos que viven en asilos y tienen un régimen regular.

 

Imagen: radio.cz