- patrocinador -

Entre los muchos sitios turísticos que la ciudad de Quito puede proponernos, uno de los más interesantes, indudablemente, es el denominado “Parque La Carolina”, un espacio verde de carácter público perteneciente a la capital ecuatoriana, que se encuentra ubicado en la zona de Iñaquito, en el corazón financiero y empresarial local, siendo uno de los sitios de oxigenación más importantes a nivel local.

Hay que destacar en primer término, para conocer un poco más acerca del Parque La Carolina, que el mismo perteneció en su momento a la hacienda de la familia Jijón, Condes de Casa Jijón, quienes le adjudicaron este nombre, por el cual es conocida hoy en día, al encontrarse en una propiedad de la familia, y que remite directamente como apelación al Vizcondado de la Carolina Malagueña, concedido en 1784 por Carlos III a Miguel de Jijón y León.

Luego, a comienzos de la década del ´30 en el siglo pasado, y considerando la expansión de la ciudad de Quito cada vez más hacia su zona norte, la familia decidió vender la mayor parte de las parcelas que le correspondían, determinándose que algunas de ellas comenzarían a formar parte de un espacio verde, el cual sería denominado como “La Carolina”.

Posteriormente, con la inauguración del Centro Comercial Iñaquito algunas décadas más tarde, este sitio se convirtió en uno de los más concurrido de toda la ciudad, desplazando muchos de los centros de ocio hasta esta parte de la localidad, y logrando que en la actualidad sean los mismos turistas quienes inunden con sus visitas la región.

Con la llegada de muchísimas familias para disfrutar al aire libre, es que en las últimas décadas se ha planeado también una nueva distribución de cada uno de los espacios que forman parte del parque, de modo que se puedan aprovechar mejor cada uno de ellos, incluyendo los predios del Hipódromo de Quito que funcionó hasta 1974.

- patrocinador -