La sinagoga de Saint Pölten es un edifició clásico de Austria. Fue construida entre 1912 y 1913 en un edificio que antiguamente formaba parte de una fábrica y que había sido utilizado como sinagoga de manera provisional entre 1885 y 1890.

Su diseño pertenece a dos referentes de la arquitectura como Theodor Schreier y Viktor Posterlberg. La Antigua Sinagoga sufrió grandes daños y fue incendiada en la madrugada del 10 de noviembre de 1938 en la fatídica “Noche de los cristales rotos”. Las fuerzas de la SS incendiaron gran parte de la sinagoga y al día siguiente unas 400 personas destruyeron todo lo que el fuego no había podido destruir.

sinagoga-st-polten

Diferentes usos para un emblema de la comunidad judía

En 1947, luego de ser utilizada por el ejército Rojo como granero y almacén, fue devuelta al Ayuntamiento de St. Pölten que a su vez lo devolvió a la comunidad judía de Viena ya que no quedaban miembros de la comunidad en St. Pölten.

Con el paso de los años la comunidad de Viena ofreció el edificio en venta a St. Pölten ya que no le daban uso alguno pero la oferta fue rechazada. Recién entre 1980 y 1984 se llevaron a cabo trabajos de restauración buscando devolver a la sinagoga su belleza de antaño.

Sus murales y la estructura del edificio en general han sido restaurados y hoy el edificio funciona como Instituto de Historia de los Judíos de Austria y Alemania. Una forma notable de no olvidar los momentos nefastos de la historia a la vez que hace las veces de museo y paseo cultural en la ciudad.

La Antigua Sinagoga es un lugar emblemático que no debemos dejar de visitar en Austria si estamos interesados por el pasado y los momentos más importantes de la historia judia en Austria y alrededores.