pic-tirol

La región de Alto Adige sorprende por sus paisajes alpinos y su particular estampa ítalo-alemana que la convierte en un destino único donde la tranquilidad, el buen vino y la aventura son las contraseñas. La imponencia de las cadenas montañosas es la nota dominante de esta región, que se presenta como el rincón ideal tanto para los deportes extremos como para el absoluto relax en algunos de sus completos spa. Entre sus imperdibles, la región exhibe orgullosa el lago de Garda, el más grande del norte de Italia, situado en el Parque Nacional Stelvio, que constituye como una punto obligado para los amante del mountains bike.

los_dolomitasinvierno

En sintonía con su doble genealogía, las ocho ciudades de la región comparten un nombre italiano y otro alemán, que a su vez es una clara muestra de la mixtura entre culturas.Dentro de la región podrás ver cosas bellísimas como el romántico valle Villnös, con los picos del Geisler-Spitzen, podrás disfrutar al fines de septiembre de uno de los festivales gastronómicos más convocante: el Südtiroler Törgellefest, dónde uno de los productos típicos de la región , el Krapfen, una deliciosa masa frita rellena con mermelada.

trentino

El vino, es una de las principales atracciones turísticas de la ciudad de Bolzano, está presente en la nutrida oferta de los establecimientos e, incluso, en los edificios históricos, como el caso de la Puerta del vino, una obra arquitectónica emplazada en el interior de la catedral gótica de la ciudad. Además de la Ruta del Vino, este pueblo tiene excelentes áreas para practicar esquí, como Stelvio, Ortisei, Madonna di Campiglio, Pedrazzo y Canazei, en los alpes dolomíticos.

Otra de la ciudad, la de Merano, posee una buena infraestructura hotelera y un centro termal, es una ciudad de corte aristocrático y mediterráneo dónde se destacan los jardines del castillo Trauttmansdorff, distinguidos en 2005 como los jardines más bellos de toda Italia,y donde se representan más de 80 variedades de jardines de todo el mundo. No en vano es conocida como “la ciudad de las flores”. Las actividades estimulantes están a la orden del día: escalada, trekking, snowboard, patinaje sobre hielo en lagos congelados, son algunas de las propuestas activas que ofrece Alto Adige, una región que no va a desilusionar ni a quienes viajen en familia ni a los que prefieran el plan romántico o solitario.